gipuzkoakultura.net

Logo de la Diputación Foral de Gipuzkoa
Logotipo gipuzkoakultura
lunes 20 noviembre 2017
Gipuzkoa 1936

PUBLICIDAD recorte

FOTOGRAFÍAS

  • foto
  • foto

UNA NOTICIA DEL DÍA


GIPUZKOA KIXKATZEN

Viernes, 31 de julio de 1936

Páginas:

Redacción, Oficinas y Talleres:
GARIBAY, 34
FRENTE POPULAR
DIARIO DE LA REPUBLICA
Teléfonos: 14.621 y 14.534
San Sebastián 30 de julio de 1936


LA PUESTA EN MARCHA DEL ENGRANAJE DE LA CIUDAD

La puesta en marcha del engranaje de la ciudad es nuestro problema más urgente, una vez liquidados las más ásperas de la lucha.

Problema bien difícil que todos hemos de resolver con serenidad y grandez de sentimientos. Sin pasiones bastardas ni ambiciones nimias. Justicia clara y rápida por parte de unos. Renunciamiento y generosidad por parte de otros. Aun podemos salvar algo del naufragio general si sabemos mirar el presente con rectitud, sin reservas mentales. Entréguense unos y otros con nobleza y sinceridad a este salvamento difícil, pensando en que sobre las ruinas hemos de edificar la ciudad del porvenir, el hogar de nuestros hijos.

Los obreros somos los que hemos sufrido el primer choque de esta salvaje agresión. Como primeras víctimas será a nosotros a quienes los órganos directivos tendrán que dar la mano en primer término para reconstituir nuestras vidas deshechas. Ya la previsión eficaz de los hombres que nos rigen supo librarnos del hambre aun en los momentos más agitados de la contienda. Esperamos que la misma sabia previsión nos atenderá ahora.

Los otros, los que han encendido esta trágica hoguera que aun ha de tardar en apagarse, los que por no tener las manos directamente manchadas de sangre, no les alcance la acción severa y rígida de la justicia, los que han sido nada más que simpatizanets con el movimiento y ya están arrepentidos de su error, deberán comenzar ahora el sacrificio espontáneo, antes de merecer la contribución forzosa. En Vizcaya se ha operado ya una reacción súbita en las clases pudientes y patronales que han puesto sus reservas y su esfuerzo personal a disposición de la causa que ya muy pocos dejan de reconocer justa. A excepción de los militares tercos e inconscientes y de la carlistada salvaje, los del escapulario y el cristo por fuera y las sanguinarios intenciones por dentro, nadie deja de condenar este movimiento suicida.

El sacrificio ha de ser igual para todos: pero de más dimensiones para aquellos que tengan una capacidad mayor de resistencia. Nosotros lo hemos perdido todo. La cosecha del pobre, en San Sebastián, puede considerarse nula. Solo podemos volver a dar nuestro trabajo para poner en marcha el engranaje de la ciudad. Que cada cual ponga lo que le quede en esta obra, que ha de ser común, hacía el resurgimiento de la ciudad.

La lección ha sido dura. No creemos que haya dejado de aprenderal ni uno solo de nuestros convecinos que tengan uso de razón.


LOS FACCIOSOS EN BURGOS
TROPAS REBELDES VAN POR LAS CALLES CON FASCISTAS Y MANDADAS POR CURAS

A un obrero que gritó ¡viva Azaña! lo mataron a tiros y a culatazos.-Obligaban a pescar para los facciosos a unos pescadores santanderinos.


SE LES OBLIGABA A PESCAR PARA LOS REBELDES
Santander.- Ha entrado uno de los cuatro barcos pesqueros pertenecientes a este cabildo, llamado “Angusto G. de Linares”. Había salido hacía doce días de Santander al mando del patrón Manuel Horn, y con diecisiete hombres de tripulación. Han manifestado que a la altura de Avilés, fué requisado el cargamento que tenía la embarcación y que eran 500 bonitos, conduciéndosela seguidamente a San Juan de Nieva, donde se les obligó a tripular otro barco y a seguir pescando para los rebeldes. Así estuvieron actuando hasta que lograron apoderarse del “Augusto G. de Linares” y hacerse a la mar, llegando a Santander sanos y salvos.


EL “ALFONSO PEREZ”, REQUISADO
Santander.- El “Alfonso Perez”, que durante los sucesos de octubre estuvo requisado para cárcel flotante, ha vuelto a ser requisado y se halla a disposición de las autoridades por si se necesitaran sus servicios.


LO QUE CUENTA UN OBRERO QUE HA ESTADO DOCE DIAS EN BURGOS
Santander.- Procedente de Burgos ha llegado un obrero que ha permanecido doce días en la capital castellana. Este obrero ha referido interesantes episodios de la actuación de las fuezas fascistas. El movimiento se inició en la madrugada del domingo al grito de ¡arriba España! y ¡viva el Ejército! Y con volteo de las campanas de todas las iglesias. Al día siguiente se declaró la huelga general en talleres, obras y oficinas. En su vista, el gobernador militar publicó un bando amenazando con severas penas a los obreros.Como éstos hicieron caso omiso de las amenazas, se hizo público un segundo bando conminando con la ejecución a quien no volviese al trabajo antes de media hora. Los obreros, entonces, inermes, reanudaron las labores.

En la calle del Cid existía una relojería propiedad de un conocido socialista burgalés llamado José Rodríguez. El domingo el relojero se hallaba en su casa presenciando el desfile de tropas fascistas. A los gritos de los insurrectos contestó con un viva la República, y los fascistas le destrozaron la relojería y lo llevaron detenido al Penal. A una hija suya, telefonista, la hicieron abandonar el cargo, destituyéndola.

Días pasados se formaron dos potentes columnas que marcharon sobre Madrid, con ánimo de coadyuvar a su toma, pero regresaron poco después con muchas bajas.

Después de las doce de la noche llegan a la capital muchos camiones con muetos y heridos que los facciosos hacen en los pueblos. Un aeroplano de Madrid hace constantemente incursiones por tierras de Burgos y efectúa bombardeos en los alrededores de la capital. Este avión, que es muy grande, está pintado de obscuro y lleva un gran letrero en el que se lee: “El Negus”. Hace días arrojó una bomba en un refugio de rebeldes, matando a cuatro e hiriendo a tres. El último domingo los tres aparatos de que disponen las fuerzas facciosas se elevaron para dar caza al citado avión; pero el piloto con extraordinaria destreza, logró burlar a sus perseguidores y desaparecer, volviendo a aparecer el lunes.

Las subsistencias se agotan por momentos. Las patatas, por efecto de la exigua cosecha, así como el aceite y los huevos, están carísimas y muy escasas. Una prueba de esta escasez es la de que no se permite adquirir más que dos litros de aceite para cada tres días a cada familia. El pescado hace ocho días que no se ve por parte alguna.

Las tropas falangistas desfilan por las calles mezcladas con falangistas, albiñanistas y requetés, con los trajes de sus cuadros. Pasan pelotones de 50 hombres mandados por curas que sobre el manteo llevan un fusil.

A un conocido obrero parandero de la localidad se le acercó anteayer un grupo de individuos, que le ordenó vitorease al fascio. El obrero se negó y gritó viva Azaña, y entonces lo mataron a tiros y culatazos.


Detalles del alzamiento militar en Navarra
Cómo fué muerto el comandante de la Guardia civil señor Medel. La traición del general Mola. Lo que cuentan los que logran fugarse de Pamplona. En espera de la formación de un batallón de navarros para ir contra los facciosos.

EPISODIOS NAVARROS
Hemos tenido ocasión de hablar con el guardia de Asalto Nemesio Salazar, que desde los primeros momentos de la subversión poseído de un verdadero espítitu republicano vino a San Sebastián para ponerse a disposición del Frente Popular.

El 19 de julio, el guardia Nemesio Salazar se encontraba de cnetinela a la puerta del cuartel de Pamplona a las tres y media de la madrugada.

Entonces vió salir un autobús que salía del cuartel conduciendo guardias y jefes, y clases que se dirigían al Gobierno civil de Navarra para hacer acto de sumisión al fascio de Pamplona.

Después el mismo autobús regresó al cuartel con los mismos jefes y guardias y momentos después salía un guardia llorando de rabia y diciendo: “traidores”.

El guardia Nemesio Salazar interrogó a su compañero que era el guardia Amatria:

-¡Qué ocurre Amatria?
-Que nos hemos entregado al fascio.

Entonces Salazar repuso:
-No te apures, hemos de hacer lo posible para llegar hasta donde están las fuerzas leales, cueste lo que cueste para unirnos al Frente Popular.

Sin más dilaciones Salazar abandonó el servicio, se fué a su casa y vistiéndose de paisano, por los montes se encaminó hacia San Sebastián.

Dos días fué por los montes sin probar alimento alguno, llegando a la estación de Alsasua el día 20 a las seis de la mañana.

En Alsasua se encontró con varios miembros del Frente Popular que también huían como él hacia San Sebastián.

Siguió por la vía hasta el largo tunel de Cegama donde vió parada una máquina del tren con dos banderas rojas. Los ocupantes de la máquina le encañonaron sus fusiles dándole el alto. El guardia gritó:

-¡Viva el Frente Popular! ¡Viva la República!

Fué acogido con los mismos gritos y con gran alegría por quienes veían en él un compañero más de lucha.

En la máquina llegaron hasta Bríncola, donde se apeó el guardia Salazar y telefoneó al presidente del Comité del Frente Popular de Beasain, el cual envió a los ocupantes de la máquina un automóvil, encontrándose de compañeros de viaje al presidente del partido socialista y al del comunista, de Pamplona que también iban a San Sebastián. Llegaron a las tres de la madrugada, presentándose el guardia inmediatamente en el Gobierno civil de Guipúzcoa, donde fue recibido por las autoridades ante las cuales prestó declaración durante dos horas.

Después fué conducido a la pensión Goñi, que es de sus parientes y a las ocho de la mañana del día siguiente volvió al Gobierno civil para ponerse a las órdenes del capitán de Asalto de San Sebastián, el cual le dijo que se pusiera a sus órdenes.

Cuando volvió al Gobierno civil a las tres de la tarde se encontró con que el edificio estaba cerrado, lo cual le infundió sospechas.

Un guardia municipal le informó de que el capitán de Asalto con varios números se habían sublevado contra el Frente Popular.

Entonces Salazar se dirigió a Hernani y cuando las autoridades de la villa comprobaron que era leal al régimen y le nombraron jefe de grupo,, poniendo a sus órdenes 25 hombres, ordenándole que se dirigiera a las obras del nuevo hospital y allí organizó su destacamento en guerrillas frente a los cuarteles de Loyola, sosteniendo el fuego hasta las tres de la tarde del día siguiente en que llegaron fuerzas de Bilbao para unirse a ellos.

Poco después, el jefe de columna de Martutene ordenó a Nemesio Salazar que bajase al mano de sus hombres a dicha localidad.

Allí el jefe de la columna de Martutene y un teniente de la Guardia Civil le ordenaron que al frente de varios voluntarios se adelantase en avanzadilla hasta el apeadero de los Campos Elíseos, rompiendo en fuego sobre los cañones de Ametzagaña, a fin de distraer a los que los servían y para que de este modo y en sentido contrario pudiesen coparlos las milicias del Frente Popular.

Los facciosos dispararon los cañones sobre los voluntarios al mando de Nemesio Salazar, cayendo los proyectiles a cuatro o seis metros del lugar en que se encontraban. A causa del intenso cañoneo se vieron obligados a retirarse de aquel lugar hasta donde se hallaban los jefes, sin haber sufrido más que una herida leve uno de los voluntarios.

Al día siguiente Nemesio Salazar se puso a las órdenes de un teniente de la Guardia Civil del puesto de Tolosa, que con 19 números más y un suboficial montaron en un camión y al llegar a la antigua capital foral se desplegaron en guerrilla sobre el monte Iztaskun, juntamente con cuatro paisanos del Frente Popular, apoderándose del monte y desalojando a los requetés, que abandonaron boinas, provisiones y banderas monárquicas.

Seguidamente Nemesio Salazar bajó a Tolosa, donde se le ofrecieron 22 milicianos de la citada villa, para acechar el domingo durante la noche desde los citados montes y desde los cuales a pesar del fuerte aguacero, tuvieron a raya a los facciosos. El enemigo huyó despavorido.

El día 27 a las nueve de la mañana relevaron a los milicianos del Frente Popular, bajando a Tolosa Salazar al frente de sus hombres,para dar cuetna de la acción al jefe de la columna la la villa.

El día 28 a las dos de la mañana, Nemesio Salazar, al frente de siete milicianos voluntarios de Tolosa, salió a custodiar un cañón que hizo fuego sobre la fábrica de vagones de Beasain, donde se habían atrincherado los requetés, los cuales contestaron con sus varias descargas de ametralladoras y fusiles, pero logrando al fin los milicianos ponerlos en fuga regresando poco después a Tolosa por orden superior.

Después de los hechos referidos Nemesio Salazar regresó a San Sebastián por orden de la superioridad y aquí se encuentra, dispuesto a recibir nuevas órdenes del Frente Popular.


LA SUBVERSION DE PAMPLONA
Fusilamiento del comandante republicano de la Guardia civil, don José Medel
Fué muerto de ocho balazos disparados por las fuerzas que estaban a sus órdenes.

AL SERVICIO DE LA REPUBLICA
Apenas barruntada la traición todos los elementos leales de la vieja Pompeluna ocuparon sus puestos.

Elementos del Frente Popular y jefes adictos de los Cuerpos armados rodeaban al gobernador civil señor Menor. Entre los primeros, el abogado y concejal socialista de la capital navarra, don Salvador Goñi; el presidente de aquella Diputación, señor Salinas, y el concejal socialista don Emilio Salvatierra. Entre los segundos, el comandante de la Guardia civil, don José Medel.


ORDENES DE GOBERNACION
El sábado 18, sobre las cinco de la tarde, se celebró, en las habitaciones particulares del gobernador civil, una reunión a la que asistieron el gobernador y los jefes de las fuerzas de Guardia civil, Asalto y Carabineros.

Era preciso ordenar un plan de batalla, con arreglo a las orientaciones emanadas del ministerio de la Gobernación. El señor Moles había dicho, estudiados los antecedentes que le fueron remitidos:

-Resistir lo que se pueda. Y en cuanto se tenga la evidencia de que no es posible cominar el movimiento, requisar unos cuantos vehículos y trasladarse, con las fuerzas leales, a Tafalla.

El comandante jefe de la Guardia civil salió con dirección al cuartel para preparar a la tropa a sus órdenes.


LA TRAICION DE MOLA
Entre la Comandancia militar y el Gobierno civil se desarrollaron numerosas conversaciones durante los momentos preliminares de la iniciación del movimiento.

El señor Menor había escuchado mil veces al entonces general Mola la siguiente promesa:

-No pasa nada. Confíe V. en mi lealtad. Mientras esté yo en este puesto, nadie tendrá nada que temer.

Efectivamente, como verá luego el lecotr que siga este relato...


PERSONALIDAD Y FUSILAMIENTO DEL COMANDANTE MEDEL
El comandante Medel se dirigió, como queda dicho al cuartel donde se alojaban las fuerzas a sus órdenes, sito en el calle Campana.

En aquellos momentos, precisamente, fué sorprendido un fascista que, dentro ya del cuartel citado, pretendía apoderarse de una ametralaldora que se hallaba en un camión. La traición estaba ya en marcha y no tardaría en consumarse.

La fuerza de la Guardia civil –unos 70 hombres- formó en el patio del recinto cuartelero, por orden del comandante Medel, el cual dirigió a sus subordinados una vibrante arenga, encendida de sincero amor a la República.

-Hemos de salir –dijo el comandante.- La Guardia civil, modelo de disciplina, va siempre a donde le mandan.

Un número de la Guardia civil se atrevió a preguntar, ya en plena indisciplina.

-¿Se puede saber a dónde vamos a ir?

El comandante Medel contestó, repuesto instantáneamente de la sorpresa que aquellas palabras le produjeron:

-La tropa va siempre a donde van sus jefes.

Tras esta frase, pronunciada en tono enérgico, el comandante sacó la pistola, dispuesto a restablecer la disciplina en trance de relajamiento.

Instantáneamente sonó una descarga, y el pundonoroso republicano cayó mortalmente herido. Había recibido ocho balazos: en el brazo izquierdo, uno; cuatro, en el pecho; otro, en la muñeca derecha; en un muslo y en la región glútea.

La víctima de este inicuo fusilamiento gozaba, por su lealtad y veteranía, de ntoable prestigio como militar y como elemento afecto al régimen. Procedía de Madrid, donde fué objeto de incesantes persecuciones durante el bienio Lerroux-Gil Robles, y llevaba al frente de la comandancia de Navarra un par de meses escasamente.


EL CORONEL BEORLEGUI ESTABA ESCONDIDO EN EL CUARTEL
Tras este hecho volvió a funcoinar el teléfono del Gobierno civil. Llamaban del cuaratel de la Guardia civil para dar cuenta de lo ocurrido. Habló con el señor Menor el segundo comandante de aquel Instituto armado, elemento también adicto al régimen, lo mismo que el capitán del mismo señor Fresno.

Hablando con el señor Menor se encontraba, cuando dicho segundo comandante fué secuestrado. La conversación telefónica quedó cortada de manera brusca. Entonces, el gobernador civil llamó a Mola, sosteniendo con él una conversación breve y contundente. Era preciso desenmascarar a los traidores. Por su parte, el jefe militar, a quien, por lo visto, no cogió de sorpresa lo que acababa de ocurrir, cortó la comunicación diciendo:

-Ya he mandado al cuartel, con instrucciones ocncretas, a un jefe de mi absoluta confianza, el coronel Beorlegui.

Este –y de ello no se tiene ya la menor duda- se encontraba en el cuartel de la Guardia civil hacía muchas horas.


FRENTE POPULAR
Aviso a los obreros gráficos

Relación del equipo que debe pesentarse esta noche, a las nueve, para trabajar en la edición del FRENTE POPULAR, en Garibay, 34:

CAJAS
Perfecto Barriuso.
Felipe Hernando.
Inoncencio Iglesias.
Vicente Fernández.
Maximiliano Alvarez.

LINOTIPIAS
Julián Nogueruela.
Santiago Codado.
Julio Lapresa.
Primitivo Echauri.
Jesús Martínez.
Gregorio Cuesta.

ESTEREOTIPIA
Tomás Aranguren.
Severiano Ceballos.
Pedro Polo.

MAQUINA
Carlos Horn.
Francisco Ruiz.
Victoriano Castaños.
Clemente Alvarez.


LOS QUE NO SE SOMETEN
Suman varios centenares los navarros llegados a Donostia

Desde los primeros momentos han venido llegando de la hermana Navarra numerosos hombres de izquierda, espíritus libres que no han querido adaptarse a la situación facciosa de aquella provincia; los unos, en cuanto tuvieron noticia de la traición del general Mola; los otros, burlando la vigilancia de sus guardianes. Todos, pasando mil peripecias y peligros.

Ayer nos referimos a dos bravos guardias de Asalto, Amatria y Azcárate, con quienes un compañero de FRENTE POPULAR sostuvo una interesante conversación.

Otro de los fugados de Pamplona es Nemesio Salazar, también guardia de Asalto, que, llegado el lunes, se presentó inmediatamente a las autoridades del Frente Popular. Actualmente es el jefe de uno de los numerosos grupos de milicianos que operan por la provincia.

De Olazagutia y de Ciorida hay ya en Guipúzcoa muchos elementos civiles de izquierda.

Solamente los huídos de Alsasua pasan de 600. Muchos se encuentran combatiendo, habiendo participado en las operaciones de la zona de Beasain. Otros esperan la orden de incorporarse a las unidades que se les designe.

El Solar Navarro, de nuestra ciudad, ha tenido la idea felicísima de ofrecer sus locales para residencia circunstancial de sus hermanos. Desde el martes, ya debidamente acondicionado el piso de la secretaría de dicha entidad, han pernoctado en él unos cincuenta fugados.

Otros no hacen sino comer en el Solar Navarro.

Se espera que en cuanto cuanda la noticia del rasgo del Solar Navarro, llegarán a cobijarse en éste casi todos los navarros huídos de su provincia.

El ex concejal republicano señor Salvatierra, en nombre de todos ellos, quiere testimoniar, por mediación de FRENTE POPULAR, su imperecedero reconocimiento hacia todos –autoridades, vecinos y Solar Navarro- por la forma cariñosa y consoladora en que se les ha recibido en Guipúzcoa.

-Digan ustedes –nos rogaba ayer tarde- que estamos deseando que se constituya el batallón de navarros que vaya sobre Navarra para pedirnos sea reservado en él un puesto de honor.


A los marinos españoles

Camaradas: El esfuerzo que las milicias y demás combatientes realizan en el frente de lucha, contra el fascismo sangriento, es insuperable.

Pero mientras luchan han de tener la preocupación de sus familias.

El Frente Popular trabaja incansablemente en atender al frente de lucha y a todos los menesteres derivados de ella.

Contribuyamos todos los marinos sin excepción a engrosar la suscripción nacional para la defensa de la democracia; para que los que luchan en el frente estén atendidos perfectamente, así como los que yacen en los lechos de los Hospitales sean atendidos con la mayor solicitud y que a las familias de los caídos y de los que luchan por un futuro mejor, no les falte tanto el apoyo moral como material de todo el pueblo y particularmente de los marinos.

¡Viva el Frente Popular!

MANUEL ENDEIZA

Vapor “Cabo Tres Forcas”


Teléfonos del diario
FRENTE POPULAR
14.634 y 14.621

2006 Departamento de Cultura, Juventud y Deporte - Diputación Foral de Gipuzkoa
Logotipo Gipuzkoa.net. Pulsar para ir a la página de Gipuzkoa.net