2017ko azaroak 19, igandea
Gipuzkoa 1936

PUBLIZITATEA recorte

ARGAZKIAK

  • foto
  • foto

Igandea, 1936ko abuztuaren 9a

Páginas:

FRENTE POPULAR

Redacción, Oficinas y Talleres: Garibay, 34.
Teléfonos: 14.621 y 14.634

San Sebastián, domingo, 8 Agosto de 1936

ANO I
DIARIO DE LA REPUBLICA
NUMERO 14


EN LOS FRENTES DE COMBATE
Brillante jornada de nuestra artillería y aviación en el sector Norte
Una bomba certera incendió el cuartel general de los rebeldes.- Un soldado evadido de entre los facciosos dice que la desmoralización es tal entre la fuerza regular, que espera la menor coyuntura para sublevarse contra sus jefes.- La acción criminal de un avión faccioso

Venimos observando, desde hace varios días, como los rebeldes extreman sus medidas de barbarie con la población civil.

Afortunadamente, tal rigor, no hace otra cosa que poner al descubierto la bárbara mentalidad de la gente que está llenando de sangre y luto a España.

En el caso concreto de los aviones enemigos –a ellos nos referimos- puede decirse que lo único que consiguen, es llenarse de oprobio, ya que al bombardear a la población civil demuestran el estado lamentable de su precaria moral.

Comprendemos el estado moral de los facciosos: A su salida de Pamplona, le fue dado un plazo de tres días para tomar San Sebastián. Han transcurrido tres semanas, no han avanzado un solo paso, y algunos de sus más fuertes contingentes, están en vísperas de rendirse, desmoralizados por lo inútil de su esfuerzo y lo precario de su estrategia.

En vista de ello se apela al procedimiento criminal que comentamos de intentar asesinar a mujeres y niños indefensos, fracasados en su lucha con nuestros bravos combatientes.

Afortunadamente, pasados los momentos de nerviosismo, hoy nadie se siente deprimido ya con la presencia de unos aparatos que en el noventa por ciento de las circunstancias, lo único que hace es perder el tiempo y gastar gasolina, y en el diez por ciento restante, demostrar el salvajismo de que son capaces los facciosos.


EN EL FRENTE NORTE
Buena jornada la de ayer en el frente Norte de nuestras posiciones. Una jornada que casi se puede considerar decisiva para el resultado de las operaciones en ese sector.

En la zona de Irún, nuestras baterías volvieron a batir con eficacia y fortuna el convoy de los facciosos, causando víctimas y bajas en los animales de transportes.

Las posiciones de este sector, tan ardorosamente establecidas y defendidas por las fuerzas al mando del teniente Ortega, son cada vez más sólida, y no ofrece duda de que se pueden considerar inexpugnables.

Pudo advertirse durante la jornada que el enemigo hostilizó mucho más débilmente que en días anteriores. Nuestros combatientes mantienen su moral espléndida y su irresistible ardor combativo. Además, la fortuna nos acompaña, porque tampoco hubimos de lamentar ni una sola baja.

Todos los servicios funcionan con perfecta regularidad y no existe ni una sola deficiencia.


EN LA ZONA DE OYARZUN
Por lo que respecta a la zona de Oyarzun, del sector Norte, la información es, si cabe, más favorable. Las fuerzas adictas y las milicias populares se baten con admirable espíritu y empuje y encuentran ya escasa resistencia.

Las baterías de San Marcos y de Guadalupe hicieron ayer fuego eficacísimo sobre las posiciones enemigas, así como el avión de guerra, que descargó algunas bombas sobre los lugares que tenía señalados por objetivos.

Los efectos del bombardeo de tierra y aire fueron ostensibles casi a simple vista, y se pudo comprobar que el enemigo sufrió bastantes bajas.

Una de las bombas arrojadas sobre la loma de Ugaldechne fué disparada con tan excelente puntería, que explotó sobre un caserío que se supone era el cuartel general de los facciosos en aquella zona.

Elementos civiles de Rentería y de Lezo abrieron obras de fortificación y defensa en determinadas zonas de aquel sector para afianzar las posiciones leales y situarse en inmejorable situación para batir al enemigo.

En el sector de Ventas de Astigarraga, las fuerzas que manda el teniente Margarida actuaron, como siempre, con la máxima eficacia, y su situación, ya ventajosa en días anteriores, se hizo ayer inmejorable.


EN RENTERIA
En la zona de Rentería, el espíritu que anima a los combatientes como a la población civil no puede ser mejor.

La organización de los servicios en la industriosa villa es admirable. Los suministros de víveres y municiones, la organización del trabajo y de la vida civil, se verifican con una regularidad digna de todo encomio. La antigua fábrica de Yute se ha destinado para servicios de guerra, sirviéndose en ella hasta cerca de ochocientas comidas diarias y habiéndose instalado dormitorios amplios y bien acondicionados.

En la plaza del Ayuntamiento funciona un potente altavoz, por medio del cual se transmiten las instrucciones urgentes. Puede decirse que todo el pueblo está al servicio de la causa de la ciudadanía, cada cual en la función que le corresponde.


:: SE INCENDIA EL CUARTEL GENERAL
Como decíamos antes, el fuego de nuestra artillería y la acción de nuestro avión de guerra fué eficacísimo.

Una bomba explotó precisamente en un caserío que, según nuestros informes, era utilizado por los rebeldes como cuartel general y depósito de municiones.

La explosión originó el incendio del caserío, que bien pronto se vio envuelto en llamas.

Cierto debía ser nuestro informe de que dicho caserío se destinaba a depósito de municiones, porque cuando más intensa era la fogata, se dejó ooir una serie de fuertes explosiones, que parecían indicar que las municiones habían estallado a consecuencia del calor y del fuego.

Se pudo comprobar que el fuego de nuestra artillería había causado destrozos en algunas posiciones enemigas, ocasionando bajas.


SE FUGA UN SOLDADO
Siguen las deserciones en el campo enemigo. Ayer llegó a Rentería escapado del campo rebelde un soldado perteneciente a las fuerzas regulares que encuadradas por carlistas, operan en dicha zona.

Los informes que facilitó el soldado evadido vienen a confirmar las impresiones que ya hemos transmitido otras veces sobre la situación del campo contrario. Escasean los víveres y es avituallamiento de munición se hace con considerables dificultades.

La desmoralización entre los soldados, que ya era grande se ha acentuado aún más en el curso de las últimas jornadas, hasta el punto de haber llegado a la quiebra de indisciplina.

Entre los soldados del campo faccioso se forman corrillos, y aunque se les pretende ocultar la verdadera situación, ellos están bastante bien enterados de lo que ocurre. También es muy mala la moral entre el elemento civil carlista, pues al salir de Navarra se les había dado a entender que la conquista de San Sebastián era un paseo militar de tres días, y llevan ya tres semanas sin haber avanzado un solo paso y sufriendo considerables bajas.

El soldado evadido está convencido de que los soldados el campo enemigo aprovecharían la menor coyuntura para sublevarse contra sus mandos y pasarse a las filas leales, pues la mayoría de ellos fué sacada a la fuerza y engañada de sus cuarteles.


EL AVION FACCIOSO
Las gentes que han desatado en España esta sangrienta guerra civil, ya en trance de desesperación y de derrota recurren a hechos criminales, que no puden ser tomados más que como represalia de impotencia.

Un avión faccioso voló ayer sobre nuestra provincia. En algunos sitios arrojó octavaillas en las que se pone de manifiesto la estulticia de los rebeldes. Insisten en la estúpida mendacidad de afirmar que Rentería está en poder de los rebeldes y que en las calles de San Sebastián se lucha a brazo partido. Como si no se pudiera comprobar esto gastándose unos céntimos para trasladarse a Rentería en tranvía, o a Irún y Fuenterrabía, o a Tolosa, en autobús. O como si los que vivimos en San Sebastián no pudiéramos cerciorarnos, a cada minuto, de que la normalidad es completa.

Pero en Tolosa no se limitó a dejar los frutos de su estupidez. En Tolosa lanzó las sinrazones de su infamia, arrojando bombas sobre la población civil, ajena y apartada de la lucha activa. Procedimientos de esta naturaleza han de ser execrados por toda conciencia honrada. Nuestra aviación no ha sido nunca capaz de cometer crímenes de esta naturaleza. Y los facciosos están agotando nuestra generosidad y nuestro sentido humano.

El avión faccioso arrojó, como decimos, dos bombas sobre la población civil y una de ellas con tan mala fortuna que martó a una mujer e hirió a otras tres víctimas todas inocentes de la insania rebelde.

Una de las bombas como decimos, cayó sobre una pequeña huerta que cultiva el empleado ferroviario Lorenzo Ladrero. Este se hallaba alimentando a unas aves de corral cuando la bomba hizo explosión. Su esposa y su hijo, que se hallaban en un extremo de la huerta, fueron víctimas de la explosión. La mujer fué lanzada contra un cierre de alambrada y quedó muerta en el acto. El hijo, Alfredito, fué curado en el hospitalillo de heridas de metralla y fractura del muslo derecho. Se encontraba en aquel lugar Isidro Gil, que fué alcanzado por las postas de la bomba y sufre heridas de alguna consideración.

También resultó herido de importancia Micaela Irastorza. Fué trasladada a San Sebastián después de curada de primera intención en el Hospital de sangre. La desgraciada mujer se hallaba con vida.


EN EL FRENTE SUR
En el sector de Tolosa las hostilidades por parte del enemigo comenzaron al iniciarse la madrugada. Los destacamentos facciosos atacaron desde las zonas de San Blas, Gaztelu, Leaburu y Charama, donde se hallan distribuídos por fracciones, y hostilizaron con alguna intensidad.

Desde nuestras posiciones se replicó al ataque manteniéndoseles a raya.

En diez minutos, los retenes de repuesto ocuparon los puntos señalados de antemano y con una réplica enérgica.

Durante el día el tiroteo fué mucho más débil y no produjo ninguna inquietud. Por la tarde nuestra artillería se emplazó en situación estratégica y bombardeó las posiciones enemigas de los montes.

Uno de nuestros aviones puso en fuga a un aparato faccioso que intentaba aproximarse a nuestra zona, y este hecho levantó grandemente la moral ya espléndida de las fuerzas adictas y de los combatientes populares, restableciendo el sosiego de la población civil.

Según nuestros informes, el fuego de nuestra artillería produjo considerable efecto en el campo faccioso.

El Comité del Frente Popualr de Tolosa recomienda a los vecinos que cuando se anuncie la presencia de un avión faccioso se refugie en los portales y zonas bajas de los edificios, con objeto de evitar los efectos de cualquier otra acción criminal que quisiera cometer.


SERVICIO IMPORTANTISIMO
En dos casas particulares se descubre un arsenal de armas y municiones

Numerosas armas largas y cortas.- Cajas de balas explosivas y otras de balas dum dum, rifles y armas de caza

En la noche de ayer, entre nueve y media y diez, los milicianos de la C. N. T. que prestan servicio de vigilancia en la calle de Larramendi y otras de las inmediaciones, entraron en sospecha por la presencia de tres automóviles que con bastante velocidad avanzaban por la calle de Fuenterrabía en dirección a la parte de Amara.

Al pasar por delante de un retén de vigilantes se adelantaron éstos para cumplir su deber de pedir a los ocupantes de los coches la consigna; pero los ocupantes de los vehículos, en vez de moderar la velocidad para atender al servicio que es corriente y obligado en los coches que circulan por la ciudad, apretaron el acelerador y aumentaron la velocidad, con caracteres de franca huída.

Los vigilantes hicieron varios disparos que se intensificaron al ver que no paraban los coches. Bien por la intensidad del tiroteo o por ser alcanzado alguno de los coches, éstos pararon y rápidamente descendieron de ellos unos individuos que se metieron en una casa de la calle de Fuenterrabía.

Ante esta actitud sospechosa se requirió el auxilio de otros milicianos y se procedió a indagar el paradero de los desconocidos automovilistas. Pronto se dió con ellos, encontrándoseles en un piso de la casa número 31 y 32 de la calle de Fuenterrabía.

Como por la actitud de los desconocidos se intensificaron las sospechas nacidas de su anterior proceder, se procedió a practicar un detenido registro que dió por resultado el hallazgo de los siguientes elementos de combate:

Veinte cajas de munición variada pero toda ella de balas explosivas.
Una caja de balas “dum – dum”.
Caja y media de armas cortas.
Una buena cantidad de fusiles y mosquetones.

Por indicios descubiertos en el local registrado se procedió rápidamente a una nueva investigación en un piso de la calle de Prim, número 20, donde fueron encontrados cuatro rifles y tres armas de caza modernas y de gran precisión.


El generoso donativo de dos señoritas antifascistas

Dos señoristas antifascistas de corazón nos visitaron ayer para entregarnos un donativo en objetos de oro que nosotros haremos llegar a la comisión encargada de recaudar fondos para los bravos que luchan por el triunfo de la causa de la libertad y de la justicia.

Ya que no podían aportar dinero dan sus más queridas joyas para esa suscripción del pueblo a favor de sus defensores: una pulsera de oro, con una libra esterlina como colgante, un reloj del mismo metal de señora, y dos anillos de oro también, uno de ellos con piedras.

Es un ejemplo digno de ser imitado, que demuestra el entusiasmo de las mujeres netamente españolas ante la lucha emprendida por los milicianos y las fuerzas leales para defender a España de la traición en que la han sumido las derechas monárquicas y los militares desleales.


UNA ENSENANZA APROVECHABLE
La colaboracion del clericalismo en el movimiento

Los que hablaban de persecuciones religiosas cuando la República española trataba solamente de poner en práctica las leyes lacias, es decir, mantener estrictamente en esta materia la neutralidad del Estado, habrán visto que la ofensiva ha partido precisamente de los elementos católicos. No es extraño que el pueblo los haga responsables en una buena parte de la tragedia desencadenada sobre nuestro país.

En los distintos frentes de combate, nuestras fuerzas han cogido cadáveres de sacerdotes que combatían con los faciosos; en muchos pueblos, antes de salir al combate los fascistas, recibieron la bendición; el obispo de Mallorca instruía a los rebeldes aceraca del mejor éxito del ataque. Desde iglesias y conventos ese ha disparado contra el pueblo, y fueron los templos nidos de fascistas que no reparaban en hacer fuego con ametralladora y arrojar bombas de mano sobre la multitud. Por otra parte, en poder de religiosos de ambos sexos se han encontrado enormes cantidades de dinero, lo cual hace supner que también la rebelión recibió por eso lado auxilios cuantiosos.

La neutralidad, pues, de la Iglesia con relación a las luchas políticas no sólo ha sido violada por sus autoridades, sino que éstas han sido beligerantes con las armas en la mano. Semejante conducta supone el divorcio de las representaciones eclesiásticas respecto al Poder legítimo de España, y significa algo igualmente grave: la transgresión efectiva, flagrante de la función pacífica del clero para convertirse deliberadamente en instrumento de guerra civil, como aquellas que ensangrentaron todo nuestro siglo XIX.

Desde la proclamación de la República, el clericalismo español se ha mostrado radicalmente enemigo del nuevo régimen y de las reformas implantadas. Para llevar a cabo sin colisión ni lucha la transformación democrática del Estado, la República apeló a fórmulas transaccionales, que se limitaban el poder social de la Iglesia, garantizaban también su libertad, limitada asimismo por la libertad de las demás creencias y confesiones. Los artículos de la Constitución en materia de cultos y de asociación no pueden considerarse persecutorios más que desde el punto de vista de la intangibilidad de ciertos privilegios que pugnan con la organización democrática de las sociedades modernas. En vez de acatarlos y encontrar en ellos el medio de desenvolver su misión espiritual, los eclesiásticos españoles se declararon en rebeldía y tomaron parte por la violencia. Se convirtieron en inadaptados y rebeldes. Cuando se haga el balance de las colaboraciones con que contaba el golpe de Estado, el clericalismo aparecerá como reo de entusiastas y valiosas aportaciones.

Esta conducta le ha creado a la Iglesia en España una situación bien distinta a la que tenía el advenimiento de la República. Por lo pronto, la sustitución de la enseñanza, que encontraba resistencias durísimas por parte de la docencia confesional, se hará automáticamente y aprovechando los edificios e instalaciones que ésta utilizaba. Del mismo modo habrá que dar empleos a otros bienes del clero que hallándose nacionalizados por disposiciones de la República, se mantenían en usufructo y al servicio de los religiosos.

Comprendiéndolo así, el pueblo que ha medido el alcance de la participación clerical en el complot contra a República, ha pensado desde el primer momento en utilizar algunos de estos edificios para atenciones urgentes de organización y defensa. Pero, en cambio, ha respetado la vida de los religiosos, dando una nueva prueba de su nobleza y sensibilidad. Frailes y monjas han sdo conducidos a los lugares indicados por ellos mismos, con todo respeto y consideración. Porque si bien es cierto que ha habido entre los sublevados gentes que vestían el traje talar, todos no puede culpárseles dl mismo delito.

De los sucesos dolorosos que vive España se desprende una lección que la Iglesia debiera aprovechar por espíritu de conservación. Es ésta: si el clero español y los que están unidos a él por vínculos de fe se obstinan en apartarse del pueblo, adherirse a los enemigos de la libertad y de la democracia y rechazar la legalidad de la República, está perdido. El confesionalismo religioso sólo puede existir en una democracia a condición de acatarla lealmente y servir una obra de paz y fraternidad que ahora hemos visto perturbada. Ningún derecho subsiste cuando se confía al desmán y la violencia. Sería ridículo pedir para eso tolerancia a un régimen que la extremó hasta lo inaudito.


A LAS PATRULLAS Y AUTORIDADES DEL FRENTE POPULAR

En el muelle de Pasajes, en la descarga del vapor “Cabo Sacratif” ha desaparecido una cazadora en cuyos bolsillos había documentación extendida por el Comisariado de Guerra a nombre de los individuos siguientes: Juan Martínez, Ignacio Aramburu y Francisco Cabezón cuya documentación queda anulada por el momento.

Se ruega a la persona que haya encontrado la misma, se sirva hacer entrega en la Federación de Pasajes.


Los acontecimientos de Grecia

Casi simultáneamente con el movimiento de subversión rascista en España, los acontecimientos de Grecia vienen a ocupar el primer plano de la actualidad internacional.

Todos sabíamos que la restauración monárquica no podría llevar la paz a Grecia.

Auo con la promesa firme del rey de instaurar una monarquía democrática Grecia no podía admitir este paso atrás. El proletariado y el hombre libre, pese a a farsa del plebiscito, estaban frente al régimen impuesto por los militares en aquel país militarizado.

Las espadas, los hombres armados por el Gobierno para que un día se vuelvan contra él, se han anticipado a los anhelos del pueblo y han impuesto su dicatadura. Disolución de Cámara, desaparición de normas democráticas, dictadura militar, en fin.

Pero Grecia está avezada ya a estas luchas y sabrá sobreponerse a la nueva tragedia para conquistar un régimen más democrático y humano.

Los momentos son de confusión y el trono mal instaurado vacila otra vez.

Lo peor para los griegos que luchan como nosotros por la causa de la libertad y de la justicia es que el espadón se anticipó al pueblo y cuando una dictadura militar se establece en un país, no se sabe cuándo y como terminará.

La opinión internacional acompaña a los griegos de espíritu democrático y ellos que han sabido curtir sus ánimos en el heroísmo a través de golpes de Estado sangrientos y guerras civiles triunfarán ahora –hay que desearlo- barriendo la escoria monárquica y militarista que tiene sojuzgado y comprimido al verdadero pueblo griego que un día ha de dignificar a Grecia para colocarla al nivel de los pueblos modernos.



2006 Kultura, Gazteria eta Kirol Departamentua - Gipuzkoako Foru Aldundia
Logotipo Gipuzkoa.net. Pulsar para ir a la página de Gipuzkoa.net