2017ko azaroak 20, astelehena
Gipuzkoa 1936

PUBLIZITATEA recorte

ARGAZKIAK

  • foto
  • foto

EGUNAREN ALBISTEA


PALPITACIONES

Larunbata, 1936ko irailaren 5a

Páginas:

EL FUSIL EN EL FRENTE ES UN INSTRUMENTO NECESARIO PARA LA VICTORIA. EL FUSIL OCIOSO EN LA RETAGUARDIA AYUDA AL ENEMIGO. TODAS LAS ARMAS AL FRENTE. TODAS LAS BALAS SOBRE EL ENEMIGO

Más información nacional

nista de aquella capital y dos camaradas de la C. N. T.

Hicieron manifestaciones de interés que los mandos han juzgado muy interesantes.

También se han presentado en nuestro frente nueve mujeres con sus hijos, evadidas de la población de Huejar, donde los facciosos se dedicana fusilar a mujeres indefensas.


DISCURSO A LA JUVENTUD
Madrid.-El representante de las Juventudes de Unificación Marxista, Jesús Rozado, pronunció esta noche, ante el micrófono del ministerio de la Gobernación, un discurso dedicado a todas las juventudes de España y del mundo entero, y en especial al Congreso de Juventudes que se viene reuniendo en Ginebra.

Hizo resaltar que las juventudes llevan dos años en tremenda lucha con el fascismo. Primero, en la revolución de octubre; después, en la reorganización y muchas veces en la clandestinidad bajo la presión de un Gobierno que actuaba bajo el signo de la más negra reacción; más tarde, en febrero, con la papeleta que les dió el triunfo en la lucha.

Las juventudes, que tienen el lema de por y para la paz, no están hoy en lucha porque hayan desatado un movimiento revolucionario, sino que han sido empujadas a ella por la cobardía de unos militares desleales que se han levantado en armas contra la nación, poniéndose de acuerdo con los países fascistas y recibiendo la protección de éstos a cambio de promesas de entregas de territorio que quebrantarían la independencia de España.

A pesar de ello la juventud, integrada por representantes de todas las tendencias, comunistas, nacionalistas, socialistas, republicanos, e incluso jóvenes católicos de recia tendencia y proceder, tiene la seguridad de la victoria, de una victoria que no será sólo la de los antifascistas españoles, sinoque será también la que libre a Europa y al mundo del yugo opresor que sobre él querían imponer los elementos reaccionarios.

Cuando un pueblo se levanta como se ha levantado el español para defender sus libertades, jamás podrá ser derrotado. Pero para que la victoria llegue cuanto antes es preciso que las juventudes de todos los países nos presten su solidaridad, y estamos seguros de que no ha de faltarnos, para que en nuestra lucha por y para mantener la paz, podamos abrir el camino de trabajo y concordia a las nuevas generaciones que han de reconstruir un mundo nuevo.

Os hablamos para que extendáis por el mundo entero la verdadera situación del pueblo español. Que se sepa de una vez que luchamos por el respeto a la ley por el imperio de la democracia, por nuestra voluntad de ser hombres libres. Que allí donde domina el Gobierno legal español la vida discurre plácida y tranquila, se trabaja y se respeta a todo el mundo. Que es precisamente lo contrario de lo que viene sucediendo en las poblaciones en que dominan los militares traidores. Que se sepa que en Cáceres, por los pueblos que han pasado los traidores, han sido asesinados sin distinción mujeres y niños, para venganza de los hombres que se encontraban luchando en los frentes de batalla, y que los cadáveres han sido arrojados por las carreteras, donde han sido aplastados por toda clase de vehículos. Que se abusa de la honestida de las mujeres y después se las lleva como parapeto a las líneas de fuego. Que en Córdoba se ha llegado al caso cruelísimo de pregunta a los niños cómo saludan, y cuando una infeliz criatura hija del pueblo levanta el puño en alto, lo siegan de un sablazo o matan a la criatura de un tiro.

Y mientras esto sucede en una neutralidad suicida, ha habido pueblos que nos han negado elementos necesarios, con lo cual no han evitado nuestro triuno, pero lo hacen más lejano y doloroso, pues aumenta el río de sangre que empapa a España entera. Y en cambio, los Gobiernos de los países autoritarios y fascistas, han facilitado y facilitan a los rebeldes toda clase de material de guerra para que puedan realizar su acción.

Termina diciendo que con el apoyo y solidaridad de toda la juventud, los jóvenes españoles tendrán el honor de ser, con su victoria, el faro luminoso de la permanencia de las libertades para toda la juventud mundial.



La revolución y la guerra civil

Luchan frente a frente dos Españas, dos clases sociales, dos sistemas, dos mundos: uno que se va y se defiende en su caída; otro que avanza, que construye algo nuevo. Es más que una guerra civil, una revolución universal que lucha en esta su estampa nacional española contra todos los monstruos del pasado unidos en un fascio: la Iglesia, el Ejército, la realeza, la aristocracia, la burguesía, el capitalismo...

Los contrarrevolucionarios han dado a la revolución española lo que le faltaba para vencer: a falta de una guerra internacional como las que han tenido Rusia e Italia, le han dado el sustitutivo de una extensísima rebelión, de un magno pronunciamiento, de una amalgama de monárquicos, de clericales, de militaristas, de supervivientes del carlismo y de sobras y detritus de la campaña cortesano-marroquí con cabileños más bárbaros que antes de ser civilizados o con legionarios extranjeros, residuos de las milicias mercenarias con las que hacían las guerras los reyes absolutos y señores omnipotentes, cuando todavía no se había inventado el Ejército más o menos nacional e igualitario.

Los enemigos de la República española en vez de echar atrás a la revolución la han dado un empujón y la han lanzado a la meta de sus aspiraciones. Han servido los reaccionarios, los retardatarios, los que a sí mismos se aplican el mote de antimarxistas, de trampolín y no de catapulta, a la revolución que ha saltado hasta las más altas cimas del Estado.

Antes del 17 de julio, fecha histórica, que a manera de hito separa dos direcciones contrarias, los ya vencidos y que aún resisten a la desesperada podían formar cola en torno a la iglesia del Jesús de Medinaceli, divertirse a lo devoto en la Semana Santa de Sevilla y subir en peregrinación por las faldas del cerrillo de los Angeles contra lo que intentaban y declamaban sobre la pretendida persecución religiosa del Gobierno de la República.

Y si en lo religioso eran libres de rezar, de peregrinar, de sacar cristos, vírgenes y santos a la calle, en lo militar eran mandones y en lo burocrático eran los amos. Merced a la sedición a que les lanzó su orgullo, la revolución ha hecho más en un mes que en seis años la República.

No previeron las consecuencias de su intentona. Ni siquiera les hizo reflexionar el antecedente del 10 de agosto de 1932. Merced a aquella fracasada insurrección contra la República se apresuró la ley del Estatuto de Cataluña y se tomaron dos medidas verdaderamente revolucionarias: la incautación de las fincas rústicas de la grandeza y las seleccionadoras medidas acometidas por Alvaro de Albornoz en la Administración de Justicia.

Ahora, gracias a la llamada guerra civil, la revolución triunfante ha realizado incautaciones a la manera aconsejada por el gran Fermín Salvochea, modelo de revolucionarios virtuosos: ha disuelto las órdenes y congregaciones religiosas; ha saneado la administración pública en todos sus órdenes; nacionalizar de hecho la tierra ya nacionalizada de derecho en un precepto constitucional y forma un Ejército popular, español, antipretoriano y esencialmente republicano.

Hemos llegado a dudar si tendría razón Romero Alpuente cuando decía que la guerra civil era un don del cielo.

No lo es ciertamente; a distancia se ve bien claro; mas lo que el vejete estrambótico famoso en la primera etapa revolucionaria del siglo XIX quería decir con su detonante frase es que la libertad entonces y la revolución ahora logran, merced a las guerras civiles, un esplendor y una eficacia que sin ellas no tendría; doctrina extraña y aforismo paradójico que la vida parece confirmar y dar aspecto de realidad evidente.

Odiosa es así y todo la guerra, fecunda la revolución, como son fecundos, no obstante, los daños que causan y el dolor que producen las inundaciones.

Roberto CASTROVIDO


ESPANOL

Contra la insania homicida de los militares sin honor y de los señoritos sin oficio.
Contra la estulticia de los que aun sustentan la teoría de la sangre y de la casta.
Contra los “salvadores” de España que otra vez han ensangrentado su suelo, destrozado sus cosechas, aniquilado su industria y su economía.
Contra los que han llevado el hambre, el luto y la desesperación a miles de hogares.
Contra los que pretenden convertir la gloriosa España en una colonia africana, al servicio de Roma o de Berlín.
Contra los que no vacilan en desmembrar el territorio nacional a costa de que triunfe su ansía de mando.
Contra los que han asfixiado, durante siglos, cuanto había de noble y de constructivo en el alma popular.
Contra los verdaderos enemigos de la civilización, del pueblo y de España.

¡Todos a una! ¡Luchemos hasta morir para acabar con esa mala ralea, deshonra de una España que quiere recobrar el dominio de sus propios destinos!


PROPAGAD “FRENTE POPULAR”


EL CONSEJO DE MINISTROS
Celebró su primera reunión el nuevo Gabinete, atribuyendo la cartera de Obras públicas al ministro de Agricultura

El señor Aguirre, a quien se había designado para el ministerio de Obras públicas, envió una nota explicando las poderosas razones que tiene para no aceptar el cargo.—El señor Prieto facilitará la nota de la declaración ministerial.—Se cambiaron impresiones sobre la situación militar, adoptando acuerdos que ejecutará el ministro de la Guerra.


EL PLANTEAMIENTO DE LA CRISIS
MADRID.-Esta mañana se planteó la crisis, cuya tramitación fué brevísima.

El Consejo de ministros se reunió en la Presidencia y antes de terminar sus deliberaciones el jefe del Gabinete marchó a Palacio, donde conferenció con el pesidente de la República y con el señor Largo Caballero, quien poco después acudió a la Presidencia.

Al terminar la reunión el señor Giral facilitó una nota firmada por todos los ministros del Gobierno dimisionario.

En ella se dice que el jefe del Gobierno estima llegado el momento de entregar al presidente de la República los poderes que recibió de él, puesto que las circunstancias por que atraviesa la nación y la duración de la guerra inducen a aconsejar la formación de un Gobierno en el que estén representados todos los partidos y organismos obreros de reconocido influjo en las masas del pueblo español.

Después de facilitar esta nota el señor Giral añadió:

“Su Excelencia el Presidente de la República ha tenido a bien tomar en consideración nuestra actitud y ha llamado a don Franciso Largo Caballero para encargarle de la formación del nuevo Gobierno.

El señor Largo Caballero ha accedido a ello y ya está formada la lista del nuevo Gobierno, que es la siguiente:

Presidencia y Guerra: Francisco Largo Caballero (socialista).
Estado: Julio Alvarez del Vayo (socialista).
Marina y Aire: Indalecio Prieto (socialista).
Gobernación: Angel Galarza (socialista).
Hacienda: Juan Negrín (socialsita).
Instrucción Pública: Jesús Hernández (comunista).
Industria y Comercio: Anastasio de Gracia (socialista):
Obras Públicas: José Antonio de Aguirre (nacionalista vasco).
Justicia: Mariano Ruiz Funes (Izquierda Republicana).
Agricultura: Vicente Uribe (comunista).
Comunicaciones: Bernardo Giner de los Ríos (Unión Republicana):
Trabajo: José Tomás y Piera (Ezquerra Republicana).
Ministro sin cartera: José Giral (izquierda republicana).

Dijo también que el continuar como ministro sin cartera era para demostrar al país entero que el nuevo Gobierno es una ampliación del antiguo.

Los nuevos ministros tomaron posesión de sus cargos inmediatamente, y por la tarde a las seis se reunieron en Consejo en la Presidencia.

El señor Galarza manifestó que había sido nombrado subsecretario de Gobernación el señor Carrillo, y que el director general de Seguridad ha sido confirmado en su puesto, que ha desempeñado con gran acierto.

También dió cuenta del nombramiento de varios subsecretarios.

A la hora en que damos esta información continúan reunidos los ministros en la Presidencia.


LA NOTA DEL CONSEJO DE MINISTROS
Madrid. – El Consejo de ministros terminó a las diez y media de la noche.

El ministro de Instrucción Püblica, que había actuado de secretario, facilitió la referencia oficial.

En esta nota, facilitada por el señor Hernández, se dice que se aprobó el decreto admitiendo la dimisión a todos los ministros del anterior Gabinete y el nombramiento de los sustitutos en las respectivas carteras, que, por no haber aceptado el señor Aguirre, se encarga de esta cartera al de Agricultura.

Otro decreto disponiendo que el ministerio de Marina se denomine en lo sucesivo de Marina y del Aire.

El ministro de Estado informó acerca de la situación internacional y dió cuenta de haber recibido el placet del Gobierno británico para el nuevo embajador de aquella nación.

El ministro de Hacienda informó de los asuntos de su departamento y rogó a sus compañeros que preparen los presupuestos de sus respectivos apartamentos.

Se admitió la dimisión del subsecretario de la Presidencia, nombrando para sustituirle a don Rodolfo Llopis.

Se aprobaron decretos admitiendo dimisiones de secretarios y nombrando a los sustitutos.

Otro decreto concede el ascenso al grado inmediato de los sargentos y cabos de los Cuerpos de Seguridad y Asalto que han muerto a consecuencia de las heridas recibidas en la lucha con los facciosos. Las pensiones correspondientes las percibirán las viudas, huérfanos o herederos.

El ministro de Instrucción dijo también a los periodistas que en el Consejo se trató en líneas generales de la situación militar y se han adoptado disposiciones que serán ejecutadas por el ministerio de la Guerra.

El domingo volverán a reunirse los ministros en la Presidencia.

Terminó diciendo que el ministro de la Marina, señor Prieto, había sido encargado de facilitar la nota de la declaración ministerial.


UNA NOTA DEL SEÑOR AGUIRRE
Bilbao. – El diario “Euzkadi” publica una nota en la que dice que en contra de las noticias que se han venido facilitando no se puede considerar como ministro de Obras Públicas del nuevo Gobierno al señor Aguirre, aunque es lo cierto que le ha sido ofrecida dicha cartera.

El señor Aguirre ha enviado una nota al Gobierno, expresando las poderosas razones por las que no puede aceptar esa cartera.


FRENTE ASTURIANO
Sobre Oviedo nuestros aviones dejaron caer más de trescientas bombas, produciéndose enorme pánico en la población

Se carece hasta de agua.-La situación es angustiosa para el faccioso Aranda

Gijón.-El interés de la jornada ha estado hoy concentrado en el bombardeo llevado a cabo por los aparatos leales sobre Oviedo.

El bombardeo comenzó por la mañana y puede decirse que no cesó hasta las seis y media de la tarde. Se calcula en más de 300 el número de bombas arrojadas sobre la ciudad, con el natural efecto de terror entre sus habitantes.

Algunas de estas bombas cayeron en las avanzadillas enemigas, haciendo huir despavoridos a los rebeldes. Esta circunstancia fué aprovechada por nuestras fuerzas para abrir fuego de ametralladora sobre los fugitivos y producirles gran número de bajas.

Se tienen noticias de que el coronel faccioso Aranda ha dicho al vecindario que hasta mañana a las cuatro no podrá aprovisionarse de agua, creyéndose que este aprovisionamiento no se verificará.

Por noticias que llegan hasta Gijón se sabe que el efecto producido en Oviedo por el bombardeo ha sido terrible.

En los demás frentes no ocurre novedad alguna destacable.


EL CIRCULO DE HIERRO DE OVIEDO
Barcelona.-Sigue el círculo de hierro de Oviedo, estrechándose cada vez más.

La desmoralización de las fuerzas rebeldes es cada vez mayor, esperándose que pronto caigan en nuestro poder.


Noticias de Santander

EL GOBERNADOR EN CASTRO URDIALES
Santander.-El gobernador civil trasladóse hoy a Castro Urdiales para asistir al entierro de don Lorenzo Villaverde, ex gestor provincial y en la actualidad concejal del Ayuntamiento de Castro Urdiales y presidente del Sindicato Minero de Mioño, fallecido a consecuencia de un accidente de automóvil ocurrido en Durango.

Aprovechó la circunstancia para reunirse en Castro con algunos elementos del Frente Popular, hablando con ellos de los asuntos de más palpitante actualidad.

Regresó a Santander a las nueve de la noche.


LAS VIVIENDAS INMUNDAS SERAN DESTRUIDAS
El alcalde ha publicado un decreto dando ocho días de plazo a todos los propietarios de viviendas y tejavanas inmundas para que las destruyan, pues si no lo hará por su cuenta.


SESION EN EL AYUNTAMIENTO
Celebró sesión la Comisión municipal, despachando asuntos del orden del día.

Se había dicho que se trataría de importantes asuntos, entre ellos el de suspensión de todo el personal, para proceder a una revisión, pero estos asuntos no fueron discutidos.


INAUGURACION DE UNA CANTINA
Hoy, por la mañana, con asistencia del gobernador, alcalde y autoridades, verificóse el acto de inauguración de una cantina instalada en La Austriaca, denominada “Comedor popular de la República”.

En esta cantina se sirve comida todos los días a 250 personas y a sus familiares de la C. N. T. y U. G. T. que se encuentran sin trabajo.

Pronunciáronse varios discursos, y el gobernador y demás autoridades hicieron los honores a la comida.


POR QUE LUCHAMOS
Un anhelo de paz

Un anhelo de paz mueve en estos momentos a nuestro pueblo patriota. Todos esos jóvenes vascos que al conjuro del ideal nacionalista se encuentran con el arma al brazo, en ofrenda generosa de sus vidas, en los frentes de la lucha en Gipuzkoa y en Bizkaya, constituyen la expresión viva y firmísima de esta convicción acendrada de nuestro pueblo de que la paz es indispensable para su desenvolvimiento natural dentro de los cauces de su sólido espíritu cristiano. Esta disposición de ánimo del pueblo vasco ha sido probada hasta la saciedad en el curso de los siglos. Nuestra historia demuestra de manera inequívoca que este viejo pueblo, educado en firmes normas democráticas admiradas universalmente, ha amado siempre la paz y la ha estimado como base insustituible de su vida. Si hoy millares de vascos se encuentran en pie de guerra, dispuestos a morir luchando en las lineas de fuego, ello no quiere decir que nuestro pueblo haya abandonado su firme creencia, su hondo convencimiento de que la guerra repugna a su concepto cristiano y vasco. Son sus enemigos, los eternos enemigos de nuestra tierra, los que nunca han sabido ni querido comprender ni respetar los valores espirituales de nuestro país, los que le han colocado en esta situación de aparente paradoja. Ellos son los culpables de que el viejo y reiterado amor a la paz de los vascos se manifiesta en esta ocasión empuñando los fusiles. Se ha invadido el territorio vasco con todo el aparato bélico, se ha hecho rugir por nuestros montes y nuestros valles el monstruo de la guerra. Los caseríos han sido convertidos en fortines guerreros, desde donde se vomita metralla homicida: de las “estradas” y de los bardales se han hecho parapetos para la emboscada homicida; se han bombardeado nuestros poblados desde el aire, convirtiendo en escombros los que edificó el trabajo y el amor; se ha regado, en fin, el suelo vasco con sangre de nuestros hermanos. La paz de nuestro pueblo ha sido destruída bárbaramente, inhumanamente en muchos lugares, y para defenderla, para restituírla, los vascos, todos esos miles de hijos del país que se hallan en los lugares de lucha, se han levantado en armas.

Esta es la trayectoria que han seguido los tristes sucesos que han llevado al país al trance duro de la guerra. Con ello se repite la historia, esta historia nuestras, en cuyoshitos ha aparecido siempre el señero espíritu civil del pueblo vasco. Porque ayer como hoy, el vasco luchó siempre para defender su paz, su alto concepto de la paz. Siempre que el vasco empuñó las armas fué para defender su suelo de la invasión, del afán de dominación guerrera. En Munguía, en Padura, en Somorrostro y en tantas otras gestas históricas, el hijo del solar vasco aparece con las armas en la mano defendiendo exclusivamente este derecho sagrado. Ni por una vez siquiera le muestra la Historia en sus luchas contra el enemigo entregado a actividades guerreras de dominación. Una vez que venció a sus invasores, una vez que restituyó a su país la paz quebrantada, el vasco abandonó las armas y retornó a su trabajo y a su vida cristianamente democrática.

Hoy sus enemigos de la hora presente le han obligado a persistir en esta actitud, le han impuesto la defensa de sus conceptos inalterables de la vida vasca con las armas. El pueblo nacionalista vasco confirma así su vieja, tradicional y auténtica personalidad. Es el pueblo vasco, que no sabe negarse a sí mismo, aunque ello le cueste dolores sin cuento, vidas como las que ya se han malogrado en los campos de la lucha. Repitámoslo. Es este el verdadero pueblo vasco, delimitdo perfectamente por los ideales que mueven nuestra organización patriótica, y no ese otro que forma en los cuadros guerreros que se han lanzado a la invasión, que han destruído la paz en una parte de nuestro territorio. ¿Cómo podrían representar a nuestro pueblo quienes han dado a esta guerra un carácter manifiesto de dominación, de sojuzgamiento, guerreando al lado de gentes exóticas como los fascistas y los mercenarios moros y legionarios? ¿Qué amor al pueblo vasco puede sostenerse en esa conducta, que no vacila en colocar sobre nuestro suelo a gente que cobran por matar y por destruir?

No puede haber un solo vasco cuyos sentimientos no hayan sufrido una desviación monstruosa, cuya conciencia no esté bajo los efectos de una aberración que no advierta que los nacionalistas que luchan hoy en los frentes están empeñados generosamente en la empresa de defender nuestra vida, nuestra personalidad vasca; que no advierta que estos luchadores son la expresión más auténtica del alma y del sentimiento vascos, la continuación de aquellos otros vascos que lucharon por nuestra libertad frente a los invasores y que sin su generosidad nuestra historia sufriría un paréntesis lamentable.

En el fondo de esta guerra en territorio vasco late ese profundo significado. Es el espíritu vasco el que se ventila también en ella, es la continuidad de la historia nuestra, de la que hasta hoy hemos podido sentirnos orgullosos. Hubiera sido tanto como ponernos deliberadamente al margen de ella permanecer con los brazos caídos enfrente de los fascistas, los militares imperialistas, los moros y legionarios, duchos en el saqueo, y sus colaboradores los requetés.

(De “Euzkadi”.)


Teléfonos oficiales

COMISARIA DE GUERRA:
(Comandancia militar.......................... 11-123
COMISARIA DE ORDEN PUBLICO
(Gobierno civil).................................. 11-002
COMISARIA DE COMUNICACIONES
(Central Teléfonos)............................. 3-200
COMISARIA DE ABASTOS
(Casa Consistorial).............................. 14-327
COMISARIA DE TRANSPORTES
(Gran Casino)..................................... 11-541
COMISARIA DE FINANZAS
(Caja de Ahorros Provincial).................. 4-’26
COMISARIA DE SANIDAD
(Hotel del Príncipe)
10-82 15-831 15-520
COMISARIA DE TRABAJO
(Palacio de la Diputación)


ANUNCIOS ECONOMICOS

SE DESEAN HUESPEDES económicos. Gran confort. Vergara, 12, 1.º Teléfono: 1-43-56

PERDIDA de un billete de 100 pesetas junto a la Delegación de Hacienda. Se gratificará en este diario.

SE VENDE en 100 pesetas perro lobo de nueve meses. Razón teléfono 5373.

PERDIDA de una cartera. Se ruega entreguen en esta Administración.




2006 Kultura, Gazteria eta Kirol Departamentua - Gipuzkoako Foru Aldundia
Logotipo Gipuzkoa.net. Pulsar para ir a la página de Gipuzkoa.net