2017ko azaroak 23, osteguna
Gipuzkoa 1936

PUBLIZITATEA recorte

ARGAZKIAK

  • foto
  • foto

EGUNAREN ALBISTEA


PERFILES DE LUCHA

Ostirala, 1936ko irailaren 11a

Páginas:

FRENTE POPULAR
ANO I
DIARIO DE LA REPUBLICA
NUMERO 47

Redacción, Oficinas y Talleres: Garibay, 34.
Teléfonos: 14.521 y 14.634
San Sebastián, viernes 11 Septiembre 1936


FRENTES GUIPUZCOANOS
Una persecución aérea, iniciada por el “caza” de Villa Ceballos, terminó con la derrota y caída de un avión faccioso

Las baterías de Choritoquieta redujeron al silencio los cañones enemigos. – Las fuerzas leales conquistan ventajosas posiciones en la zona de Vidania. – Los facciosos se muestran debilitados en su capacidad combativa.

FRENTE NORTE
Los facciosos presionan cada día con menor intensidad y violencia. Es muy posible que sea cierta la noticia de que ante la enérgica acción de los leales en el frente aragonés se hayan visto obligados a desplazar rápidamente bastante fuerzas.

Por la mañana hubo, en la zona de Jaizquibel, un vivo tiroteo, enérgicamente replicado por las milicias ciudadanas.

El enemigó emplazó un cañón, con el cual empezó a bombardear las posiciones leales, si bien con escasa puntería.

Las baterías de Choritoquieta rompieron el fuego, y se entabló un duelo de cañón que se resolvió a nuestro favor.

En efecto, los artilleros leales supieron localizar el cañón enemigo con tal rapidez y tino que en pocos minutos se le redujo al silencio, bien porque el cañón de los facciosos fué desmontado o porque lo certero de los tiros les obligó a cambiar el emplazamiento. Lo cierto es que sobre nuestras posiciones no cayó ni una granada más.

La aviación republicana efectuó un amplio y largo vuelo de reconocimiento y bombardeo sobre las posiciones enemigas. Dejó caer un buen número de bombas con tal precisión que los daños que produjeron pudieron ser comprobados por nuestras avanzadillas.

Las fueras leales, fortalecidas en su moral por la presencia de los aviones amigos, presenciaron con entusiasmo el eficacísimo bombardeo de los aviadores republicanos.

Hay un gran espíritu en nuestras fuerzas, que va mejorando y fortaleciéndose a cada día que pasa.

En el sector de Ventas de Astigarraga la actividad fué muy escasa.


FRENTE SUR
Los leales que guarnecen las posiciones de la zona de Hernani, ya lo hemos dicho otras veces, tienen la sangre caliente. Poco dispuestos a mantenerse a la defensiva, esperan siempre anhelantes la orden del ataque.

Ayer, a primera hora, coincidiendo con la presencia de los aviones de la República, nuestros milicianos realizaron una descubierta en todo el frente de Hernani, protegiéndose en el fuego de fusilería.

La descubierta efectuó también un bombardeo bastante intenso, debilitando la retaguardia del enemigo.

Las baterías de Santa Bárbara y Oriamendi actuaron con bastante intensidad y con breves intervalos, durante casi todo el día. La eficacia de esta acción se hizo visible desde nuestras avanzadillas. Algunos caseríos enemigos fueron duramente castigados.

En la zona de Lasarte hubo durante la mañana fuego intenso de fusilería, que fué debilitándose hasta quedar reduciro al “paqueo” habitual. En cambio, los facciosos hicieron fuego de cañón sobre nuestras posiciones, sin que ocasionaran bajas. La artillería leal intervino a su vez y redujo al silencio los cañones enemigos.

El resto de la jornada fué tranquilo, y las posiciones no experimentaron ninguna variación.


FRENTE OCCIDENTAL
En la zona de Andatza, por la vertienet de Usúrbil, el enemigo hostilizó con fuego de fusilería e hizo intervenir también la artillería, que fué reducida al silencio.

Toda la actividad bélica se desarrolló durante la primera mitad de la mañana, y en el resto del día hubo tranquilidad, sin que se alterase en lo más mínimo la línea de combate.

La aviación leal castigó duramente la retaguardia de las posiciones enemigas y realizó minuciosos vuelos de reconocimiento.

En Manduvio, el enemigo permaneció en inactividad casi absoluta y se pudo comprobar que continúan los trabajos de atrincheramiento.

Por el sector de Vidania, las milicias vascas efectuaron avanzadillas de reconocimiento y después se realizó un avance general de nuestras fuerzas, protegidas por el fuego de fusilería.

Se ganaron algunas posiciones estratégicas y la línea de combate quedó notablemente mejorada. Se advierte que el frente enemigo responde débilmente a las fintas y escaramuzas de las fuerzas leales.

En el resto del frente, sin novedad.


LUCHA EN EL AIRE
Ya hemos dicho que la aviación leal efectuó diversos vuelos sobre las posiciones enemigas, casi todos ellos de notable eficacia.

Lo más destacado del día de ayer fué, sin duda alguna, la emocionante caza en el aire de cuya primera parte fueron espectadores los milicianos de nuestras avanzadas del sector sur.

Un avión faccioso regresaba de hacer un reconocimiento sobre nuestras líneas, y se dirigía hacia el sector de Andatza con el propósito indudable de bombardear.

El “caza” que pilota Villa-Ceballos, que se dirigía en aquellos momentos hacia esta zona para hacer otro vuelo de reconocimiento se encontró con el avión faccioso, le salió al encuentro, le cortó la retirada y le obligó a volar, rasando la línea costera, con rumbo a Vizcaya.

El piloto rebelde, al advertir el peligro que se le venía encima, “picó” para ganar velocidad y emprendió el vuelo, el acelerador a fondo para escaparse del “caza” leal.

La persecución fué emocionante. Villa-Ceballos, con la pericia que le caracteriza, ya que es uno de nuestros mejores pilotos, fué cortándole terreno, y en estas peripecias los dos aviones llegaron a las inmediaciones del frente de Ochandiano.

Villa-Ceballos inició entonces el combate a fondo, y tomando una eficaz posición rompió el fuego de ametralladora sobre el enemigo.

El avión rebelde, tocado seriamente, capotó, y en una voltereta impresionante fué a caer más allá de las posiciones leales.

La caída fué emocionante. El aparato, según parece, quedó completamente destrozado.


LA GUERRA ES SIEMPRE MUERTE Y DESTRUCCION

Algunos espíritus tímidos que entienden razonable la ocultación de los hechos desagradables, como si por silenciarlos no existieran, nos han manifestado su extrañeza de que en FRENTE POPULAR se diera cuenta de los raíds que efectúan los aviones enemigos y publicáramos relación de las víctimas causadas por la metralla enemiga.

A lo que se ve, estas gentes pecatas no se han dado cuenta todavía de que estamos metidos de lleno en una guerra. En una guerra terrible, como lo es toda guerra civil, con muchos frentes de combate y con enemigo fuera y dentro de las localidades. De que es una guerra civil, no a la antigua usanza, sino una guerra en la que se emplean en crecida cantidad modernos elementos de destrucción y de combate. Lucha en la que no suena sólo el estampido del fusil, pues va acompañado del tronar de los cañones, de las baterías de mar y tierra, y juntamente con ellos los bombardeos aéreos con bombas de explosión y no pocas inflamables. Y eso que, hasta ahora, sólo han aparecido los terribles gases asfixiantes donde sólo podían aparecer: en manos de los fascistas asesinos y rebeldes.

Si todo estos factores juegan en la guerra, su empleo ha de manifestarse con balance de dolor. No hay efecto sin causa. Y el empleo de estos elementos tiene un efecto indudable: la muerte.

No hemos sido nosotros los que hemos encendido la tea de la guerra. Han sido ellos. Nosotros gobernábamos el país al socaire de un aplastante triunfo electoral que ellos no han sabido digerir ni asimilar y han querido destruir en un alarde de soberbia, de orgullo, de barbarie. Nosotros no hacemos, ni podíamos hacer otra cosa que defendernos. Su ataque, violento, se ha producido con las armas y no hay otro modo de contenerlo y reducirlo que empleando también las armas nosotros. Y en eso estamos.

El resultado de la lucha es indudable. Venceremos al enemigo traidor. Pero lo venceremos a costa de nuestro dolor y de nuestra sangre. Lo venceremos, pero sería estúpido no reconocer que es fuerte y que cuenta con poderosos elementos agresivos. Con ellos, repartida la lucha en muchos sectores del país, puede el adversario lograr algún triunfo parcial y producirnos mucho daño. Mas auqnue así no fuera y venciéramos nosotros en todos, absolutamente en todos los combates, sería también a costa de dolor, de sangre y de muerte.

Hora es ya de que los hombres tímidos y los que no lo son, se vayan acostumbrando a ello. Hemos tenido bajas, las tenemos y tendremos muchas más. Ocultarlo, siguiendo la táctica del avestruz, sería a más de necio, pernicioso. Podría contribuir a fomentar el terrible peligro de desmoralizar a nuestras gentes. Y en eso, como en todo, habremos de proceder con absoluto respeto a la verdad.

Donde el enemigo se ha permitdio atacar violentamente nuestras posiciones, como sucedió en Irún, ha sufrido una terrible carnicería. En ese mismo hecho se nos presenta la lección. El enemigo ha sufrido muchas bajas, pero aún pisa territorio guipuzcoano y de él hay que arrojarle. Y cuando sea llegada esa hora, lograremos nuestro propósito. Claro es que lo conseguiremos por la previsión del mando y por que tomaremos la iniciativa cuando la entendamos conveniente. Esto no quiere decir que lo hayamos de conseguir sin bajas, sin muerte, sin destrucción.

La guerra ha sido, es y será siempre así. Lo mejor es que a ningún malvado se le ocurra, como a los fascistas españoles, encenderla. Puesta en acción, la muerte es su fruto.

Es por esto por lo que no podemos ni debemos ocultar nuestras bajas, ni en la batalla, ni en los criminales ataques aéreos. Mucho menos a la población civil. El miliciano que lucha en la trinchera o en campo abierto, no lo desconoce, porque ve caer a su lado a los camaradas, sin que su ánimo se quiebre ni su moral padezca.

Antes bien, queda acrecida, con el deseo de vengar al compañero muerto. Solamente si pudiera desmoralizar al combatiente, debería callarse, y no siempre, el balnce adverso de alguna jornada. Unicamente y por excepción en ese caso.

Pero el combatiente no se desmoraliza puesto que se ha lanzado a la lucha sabiendo lo que ponía en ella: la vida en precario. Y sabe más. Sabe que cuanto mayor sea su empuje, antes acabará la guerra y el balance de víctimas será menor.

Además, en esta guerra no hay opción. En luchas entre pueblos, cabe la esperanza de que al caer prisionero se entra en la tristeza del cautiverio, y la vida aunque sea dura, queda a salvo. Ahora, no. Aquí, no. El prisionero, si lo hacemos nosotros, tiene garantías de vivir. Si nosotros somos prisioneros de ellos, no tendremos ninguna garantía. Hay más. Cuando el fascismo logra un triunfo momentáneo, su cortejo triunfal en la población invadida es el masacre, el asesinato, la brutalidad.

No. No hay opción. Se vencerá, pero luchando con dureza. Jugarse la vida en la lucha, es la única manera posible de defenderla. Eso lo saben los milicianso y lo debe saber la población civil que, en vez de acongojarse ante un ataque aéreo y censurar el que se dé cuenta de las víctimas habidas, debía de pensar que esas contrariedades son cosa baladí, para las que sufriría de verse invadida por la facción. Que si la guerra es muerte, en la que estamos ventilando es mucho mayor si el ánimo flaquea.

En vez de comentar, que piense si puede ser necesario en tomar el fusil y que lo tome. Contra más fusiles tengamos en el frente, menores serán nuestras víctimas y más rápido nuestro triunfo.

En la guerra hay que ser hombres, muy hombres, no cornejas plañideras. Sin que por ello deje de odiarse profundamente a la guerra.



AVISO IMPORTANTE

Se advierte a todos los corresponsales administrativos que no hayan liquidado los envíos del mes de agosto, la imperiosa necesidad de que lo hagan con la mayor rapidez, pues en caso contrario se procederá a la suspensión del envío.

Asimismo se previene la necesidad de que nos sea enviada la liquidación del 1 al 10 de septiembre, para la buena marcha administrativa de nuestra administración.



EL PROLETARIADO FRANCES Y LA PASIONARIA

Dolores Ibarruri, la diputada comunista por Asturias, se encuentra en París, donde ha participado en varios actos de propaganda. Uno de ellos en el Velódromo de Invierno, con asistencia de más de cincuenta mil personas.

Su sola presencia en la tribuna produce una inmensa emoción, que se extiende y gana los corazones cuando la voz cáldia, emocional, de la brava luchadora, comienza diciendo:

Venimos a vosotros, pueblo de París, conquistadors de la Bastilla, combatientes de la Commune, oidme.

Y a continuación el relato de las atrocidades cometidas por los militares traidores, su sevicio, su salvajismo, su indignidad. La enunciación de los hechos, hace revivir estos en el pensamiento de la narradora y la voz se va quebrando, con dolor, hasta parecer aeljarse. Es solo unos momentos. La oradora, apesadumbrada unos instantes al recuerdo de la terrible muerte de sus camaradas, se sobrepone, fuerte, al dolor. Levanta la cabeza que se había inclinado levemente y con arrogancia y entereza formidables, al mismo tiempo que cruza los crispados puños sobre el pecho, clama:

“Hay que ayudar al pueblo español. Montad la guardia. Hoy nos toca a nosotros. Mañana os tocará el turno a vosotros. Su heroísmo no es suficiente en esta lucha. Nosotros defendemos la causa de la libertad; pero nos son necesarios cañones, aviones para nuestra lucha.”

Estas palabras, repetidas con más fuerza aún, acaban quebrándose en la garganta de la oradora y son acogidas con un silencio impresionante. Tanto, que hubiera sorprendido a quien en tal momento se hubiera presentado en el local. Pasionaria, silenciosa, es una imagen del dolor. Se diría que su grito de alarma no ha sido entendido. Es un silencio terrible en intensidad, pero corto en extensión. La masa, rota al fin la emoción que la domina, rompe en un alarido que se enlaza con las notas de la Internacional y de la Marsellesa y el público desfila ante la oradora que, en pie, terriblemente pálida, con los labios contraídos, mira a todos fijamente. Mientras el pueblo, dominado por ella, que es también pueblo, desfila, la mirada de Pasionaria parece perderse en el infintio. ¿Qué pensará esta mujer, que con la mirada perdida a lo lejos, parece ausente del homenaje de amor y simpatía que le rinde el proletariado francés?

Piensa, como piensa el auditorio, en los que van a morir para que España y las libertades vivan.

El tríptico, que reproducimos de un semanario francés, dice, gráficamente, la trascendencia emocional del acto. La mujer joven, captada, entregada al influjo mágico de las palabras de Pasionaria, tiene en la serenidad de su rostro y en la intensidad de su mirada, toda su vida puesta en los labios de la diputada comunista. El hombre joven, fuerte, que no mueve un músculo del rostro, con la mano crispada sobre el pecho, con el troso adelantado, da la sensación del luchador que recibe las últimas instrucciones para lanzarse al combate. Finalmente, el hombre maduro que con su rictus de dolor, en una mueca de aguafuerte, preñados los ojos de lágrimas, aprieta, impotente, con la mano derecha su muñeca izquierda, demostrando la terrible angustia que se ha adueñado de su espíritu.

Indudablemente, el pueblo francés, el buen pueblo francés, está firmemente convencido de que es su causa nuestra causa.



JUNTA DE DEFENSA DEL FRENTE POPULAR DE GUIPUZCOA
(COMISARIADO DE FINANZAS)

A pesar de las precauciones adoptadas hasta aquí por este Comisariado de Finanzas de Guipúzcoa, el hecho del atesoramientod el numerario y billetes alcanza a proporciones, más que censurables, punibles, que este Comisariado ha de perseguir severamente, porque tal abuso, desprovisto de toda eficacia y pernicioso en su moral para a economía del País esteriliza la diligencia del Banco de España y demás establecimientos de crédito de la plaza para acudir en refuerzo del encaje metálico con que se atiende a la demanda del público.

De ahí que este Comisariado de Finanzas de Guipúzcoa se decida a imponer en esta provincia el empleo obligatorio de un nuevo signo monetario investido de igual o mayor, si cabe, firmeza y garantía que el billete del Banco de España, puesto que consiste en talones librados a cargo del citado Banco emisor por los distintos Bancos y Cajas de Ahorros operantes en Vizcaya y que normalmente vienen funcionando en dicha provincia desde primero del mes actual.

Estos talones, sujetos a un breve aplazamiento y a una caducidad que ha de determinarse cuando la normalidad se restablezca, tendrán la virtud de no permanecer inactivos en manos de los particulares codiciosos y de no ser sustraídos al giro cotidiano en las transmisiones ya que su curso forzoso se limita a las provinicas de Vizcaya y Guipúzcoa.

Por lo tanto este Comisariado dispone:

Primero.-Desde esta fecha todos los Bancos incluso el de España y Cajas de Ahorro de esta provincia se abstendrán de entregar metálico ni billetes del Banco de España inferiores a 500 pesetas, excepción hecha de la moneda de plata y cobre para complemento del pago de fracciones menores de 25 pesetas.

Segundo.-Se dispone el curso forzoso en Guipúzcoa de los talones expedidos por los Bancos y Cajas de Ahorros operantes en la provincia de Vizcaya, y su empleo en toda clase de pagos tendrá fuerza obligatoria para el obligado. De surgir resistencia a su admisión la Comisaría de Finanzas lo corregirá con el máximo rigor.

Tercero.-No obstante, en las transmisiones entre particulares así como en los ingresos que efectúen los Bancos y Cajas de Ahorros podrán utilizarse indistintamente los talones aludidos y los billetes del Banco de España y el metálico que están en circulación.

Cuarto.-Como los talones emitidos en Vizcaya que se puedan poner en circulación en Guipúzcoa erán insuficientes para las necesidades económicas de esta provincia, este Comisariado pondrá en circulación talones contra el Banco de España garantizados por los billetes de 1.000 y 500 pesetas depositados en el mismo, cuya circulación será obligatoria en las provincias de Vizcaya y Guipúzcoa.

Quinto.-Equiparados tales documentos de crédito a los signos monetarios oficiales para todos los efectos económicos, los autores y cómplices del delito de su falsificación, serán castigados siempre, sin atenuación la cuantía, con el grado máximo de la pena y mediante juicio sumarísimo.

San Sebastián, 10 de septiembre de 1936.-El gobernador civil, ANTONIO ORTEGA. Comisariado de Finanzas: El presidente, JOSE IMAZ.


UNA ALOCUCION

El gobernador civil, don Antonio Ortega, pronunció ayer ante el micrófono de la radio la siguiente alocución:

“Los elementos facciosos, ante la impotencia de sus fuerzas de combate, se dedican a propalar en el extranjero las noticias más falsas y disparatadas, con el vano propósito de elevar al decaída moral de los suyos y deprimir el inquebrantable espíritu de los defensores de la República. Ejemplo de esta actuación rastrera son ls informaciones que determinadas radios han publicado sobre la situación en San Sebastián y Guipúzcoa. Según estas informaciones, Rentería y Pasajes se encuentran en poder de las fuerzas rebeldes y San Sebastián presenta un panorama desolador, atacadol pro todos lados. Agregan que las mujeres suplican a las autoridades la rendición y que, incluso, un diputado nacionalista ha entrado en negociaciones con el enemigo para determinar las condiciones en que la ciudad ha de entregarse. Por último, informan que el gobernador civil se halla, igualmente, ent ratos semejantes. Cuantos presencian el normal desenvolvimiento de la vida de la capital de Guipúzcoa y pueblos de su contorno, así como la magnífica moral que anima a todas las fuerzas democráticas, dispuestas como un solo hombre a la defensa del Gobierno legítimo y de la civilización contra la barbarie fascista, saben hasta qué punto los facciosos mienten.

San Sebastián, Rentería, Pasajes, Hernani y demás pueblos guipuzcoanos, hacen su vida ordinaria. Ningún nacionalista, diputado o no, mantiene la menor relación con los facciosos. Ningún hombre de impulsos generosos, ningún vasco que ame las libertades de su Patria, ningún ciudadano que sienta las angustias de España, desgarrada por la traición y la felonía, puede establecer contaco con las hordas de moros, mercenarios y militares rebeldes. Todos los guipuzcoanos se aprestan valerosamente a rechazar al invasor y a no cejar en la lucha hasta dominar por completo a los facciosos.

La mentira, como todo procedimiento desleal, es arma predilecta de nuestros enemigos. Frente a ella, podemos ofrecer el magnífico espectáculo de Guipúzcoa, levantada en armas por la causa de las libertades y de la civilización. Al desmentir las burdas fantasías propaladas por las radiso al servicio del fascismo, afirmamos, seguros de no equivocarnos, que Guipúzcoa constituye, por su heroísmo y el generoso sacrificio de sus hijos, un muro infranqueable para los traidores.

Guipuzcoanos todos: ¡Por las libertades democráticas! ¡Por una Euzkadi libre y digna! ¡Por la justicia social! ¡A luchar y a vencer! ¡Viva la República!


SINDICATO DE PERIODISTAS

Se convoca a una reunión extraordinaria que se celebrará hoy viernes, 11, a las cinco de la tarde, para tratar un asunto de gran interés.

La reunión se celebrará en los locales de FRENTE POPULAR


PATRIOTA VASCO

POR LA LIBERACION DE EUZKADI, NUEVAMENTE AMENAZADA DE INVASION TIRANICA.

POR EL LOGRO DE LA AUTENTICA Y FRATERNAL FEDERACION DE PUEBLOS IBERICOS.

POR TU AMOR AL IDIOMA VERNACULO, A TUS COSTUMBRES MILENARIAS, A LA TIERRA QUE TE VIO NACER.

POR PATRIOTISMO, POR DIGNIDAD, POR ESPIRITU DE CIUDADANIA.

¡LUCHA HASTA MORIR CONTRA LA BARBARA AGRESION DEL CARLISMO OPRESOR, QUE OTRA VEZ QUIERE APLASTAR TUS SAGRADAS LIBERTADES!


2006 Kultura, Gazteria eta Kirol Departamentua - Gipuzkoako Foru Aldundia
Logotipo Gipuzkoa.net. Pulsar para ir a la página de Gipuzkoa.net