2017ko azaroak 19, igandea
Gipuzkoa 1936

PUBLIZITATEA recorte

ARGAZKIAK

  • foto
  • foto

EGUNAREN ALBISTEA


Del Frente Popular de Oñate

Astelehena, 1936ko abuztuaren 17a

Páginas:

ESPANA DESDE EL EXTRANJERO
El coronel Romero, refugiado en Casablanca, refiere el comienzo de la rebelión y pronostica sus resultados

La lucha será larga, dice, pero venceremos, la victoria de la República será matemática.- La inquietud de la opinión ingelsa ante las dilaciones de Alemania e Italia.- Los problemas derivados de una neutralidad absoluta

LA ODISEA DEL CORONEL ROMERO
Casablanca.- Refugiado en el Marruecos francés, el coronel romero, que se propone salir para España, es el símbolo vivo de la lealtad de los jefes republicanos del ejército español.

Habiendo llegado hace poco a El Ksar (Marruecos español), había tomado el mando de los Regulares sustituyendo al general que desempeñaba estas funciones por el Gobierno.

El 17 de julio, hacia las 22, recibió un telegrama del ministro de la Guerra nombrándole jefe de los territorios de Larache y de El Ksar y encargándole el mantenimiento del orden y de la disciplina en las dos regiones. Se le avisaba de la posibilidad de una sublevación.

En el momento en que estaba leyendo el telegrama llegó un paisano amigo suyo diciéndole que en el hotel le esperaban catorce oficiales pistola en mano.

El amigo del coronel Romero le recomendó que se disfrazase de paisano; pero éste le contestó que tenía otras cosas más importantes que hacer.

Llamó por teléfono al capitán que mandaba la base de Larache y le dió orden de detener a todo pasajero de avión que aterrizase en el aeródromo de Dasordia.

Con gran asombro suyo el capitán le contestó que no estaba a sus órdenes.

El coronel intentó entonces hablar con Cádiz y Madrid sin lograr aclarar la situación.

Llamó, por fin, a Tetuán, donde el jefe del Estado Mayor mostró su extrañeza de que ignorase la situación.

-¡Está usted todavía en El Ksar! –le preguntó. Me parece increíble, pues desde ayer está usted sentenciado a muerte.

Entonces intentó volver a hablar con Larache, pero pronto se dió cuenta de que todos sus esfuerzos serían inútiles. Sin peder su serenidad y con ayuda de algunos soldados que permaneciían leales, cortó los circuitos telefónicos y telegráficos y marchó a poner en guardia a las autoridades civiles e indígenas.

La sublevación había estallado en todo el Marruecos español.

En este momento, vestido de paisano, pudo ganar la frontera; y poco después pudo huir también su mujer, auxiliada por algunos indígenas amigos.

Refugiado en Casablanca, tuvo ocasión ayer de conversar con algunos periodistas, dándoles sobre los acontecimientos de España indicaciones precisas y de importancia, puesto que son de un jefe del ejército que sabe a qué atenerse.

-La victoria de la República es matemática –ha dicho. Mi Gobierno vencerá. Yo veo el actual movimiento como una sublevación de oficiales monárquicos contra el pueblo español. Este es quien llevará a la victoria. Debo confesar que es por nuestra culpa por la que han podido agruparse todos esos oficiales: desde hace tres años enviábamos a Marruecos, a Canarias y a Baleares todos los regimientos y oficiales indeseables en la metrópoli. Tenemos con nosotros la inmensa mayoría del puebo español, salvo algunas provincias en las que dominan los monárquicos.

-Sin embargo –preguntan los periodistas- los facciosos están cerca de Madrid. ¿No temen ustedes que Mola entre en la capital?

-¡Eso no ocurrirá jamás! –exclama el coronel. Eso es imposible. Hay en Madrid más de 150.000 hombres, soldados y milicianos, y un potente material de guerra.

Por otra parte –añadió-, el Ejército de Africa ha sufrido mucho. Hay mucha diferencia entre el Ejército de Africa de 1928 y el de 1936, que desde hace años lleva una vida de guarnición. En España, los soldados y los milicianos son bravos y no llevan más que un mes de campaña. Si el Ejército de Africa tiene disciplina y entrenamiento, nosotros tenemos el número, el entusiasmo popular y además nuestros milicianos han aprendido a tirar.

El coronel Romero terminó su convesación diciendo:
-Venceremos, será largo, pero venceremos.


LA NEUTRALIDAD ABSOLUTA PLANTEA EN INGLATERRA PROBLEMAS DIFICILES
Londres.-El Gobierno inglés prosigue sus esfuerzos con el fin de ayudar lo mejor posible al ministro de Negocios Extranjeros francés en la misión que está desempeñando.

Los servicios competentes de los diversos ministerios interesados estudian actualmente en todos sus aspectos la cuestión de una restrucción eventual de las exportaciones de aviones con destino a España.

Se piensa en un embargo de los aviones cuyos pilotos sean sospechosos de volar hacia España, pero indudablemente surgirán dificultades para la adopción de medidas eficaces en ese sentido.


LA ACTITUD DE LOS ESTADOS UNIDOS EN LOS ASUNTOS INTERNACIONALES
Nueva York.-El presidente Roosevelt ha pronunciado un discurso acerca de la actitud de los Estados Unidos en los asuntos internacionales.

Nuestro país –ha dicho- no busca expansiones territoriales y desea una reducción de los armamentos mundiales.

Los Estados Unidos creen en la democracia, en la libertad y en la paz. Ofrecemos a todas las naciones del mundo la mano de amigos. Que los que quieran nuestra amistad, estrechen nuestra mano.

Lamento que las tentativas realizadas para llegar al desarme hayan fracasado.

Si en la eventualidad de una guerra tuviéramos que elegir entre los beneficios y la paz, estamos seguros de que elegiremos la paz.


INQUIETUD DE LA PRENSA INGLESA
Londres.-La inquietud manifestada desde hace algunos días por la Prensa inglesa en presencia de la lentitud de las negociaciones del pacto de no intervención en los asuntos de España adquirió mayor intensidad al conocer la noticia de que algunos aviones británicos habían salido con rumbo a España.

El “The Times”, que desde hace algunos días observaba cierta discrección, se muestra asombrado del retraso de Alemania e Italia en dar su respuesta.

El “Manchester Guardian” considera con pesimismo que se llegue a un acuerdo y se pregunta si Berlín y Roma no están de acuerdo en el mismo juego.

Parece que los italianos y los alemanes quieren ayudar a los rebeldes al menos hasta que se resuelva la batalla emprendida en el Sur de España.


El Señor
Don Juan Mariano Blázquez
(CAPITAN DE CARABINEROS9

Murió al servicio de la República
en el día de ayer, a los 37 años de edad

El FRENTE POPULAR de Irún; su esposa, doña Carmen Graner, madre, doña Adela; hijos, don Juan y don Rafael; hermanos, don Rafael, doña Adela y don José Luis; hermanos políticos, don José Graner, doña Visitación Feijóo, doña Maria Teresa Sánchez, don Antonio Graner y doña Adela Parrín; primos, sobrinos y demás parientes comunican a sus amistades tan dolorosa pérdida y les comunica que laconducción del cadáver tendrá lugar hoy, LUNES, a las DOCE de la mañana, desde el Hospital de IRUN al cementerio de dicha localidad.

IRUN, 17 de agosto de 1936.


EN SANTANDER
Un interesante discurso por radio del gobernador de la provincia

Santander.-Ante el micrófon de Radio Santander pronunció anoche un interesante discurso el gobernador civil de la provincia, señor Ruiz Olaran.

Comenzó diciendo que hay que actuar en estos momentos difíciles en todos los frentes con el mismo entusiasmo. La Radio es uno de los frentes de combate de mayor importancia, tanto por el aliento que ha de prestar a las milicias y fuerzas leales que están combatiendo, como para orientar a la opinión que han tratado de despistar varias radios facciosas que han hecho una guerra odiosa de mentiras.

Las ondas han de llevar a todas partes nuestras ideas y nuestros anhelos para que el mundo entero pueda ir reflexionando acerca de qué parte está la razón, la justicia y el triunfo.

Ahora ya en todos los países se tiene conciencia exacta de la verdad de la lucha y se dan cuenta en todas partes de la lucha heroíca que estamos sosteniendo los españoles por nuestra independencia.

Ahora se dan cuenta en todas partes de que el fantasma del comunismo que han venido usando los facciosos para poner de su parte a los pacíficos ciudadanos de otros países era una patraña absurda y que se trata de un combate por la libertad y por la democracia, en el cual nos han de acompañar, espiritualmente al menos, todos los hombres liberales del mundo.

Sabe también el mundo cuál era la aspiración y cuáles han sido los crímenes cometidos por los que, llevados de una ambición mezquina y sangrienta, han querido destruir a España.

Saben todos, también, que los generales facciosos no cuentan con los soldados y que sólo les siguen esclavizados por la coacción y el terror.

Toda la opinión mundial está ya perfectamente enterada de lo que son esos jefes facciosos, verdaderos capitanes de bandas de asesinos, en las que tienen como ejecutores de sus crímenes a los fascistas y a los carlistas españoles.

Por esto todo la opinión del mundo entero está con nosotros y se está operando una reacción, cada día más unánime y entusiasta, en favor del pueblo español, agredido a traición por los capitalistas monárquicos, por los militares traidores y por los fascistas.

Si un día ha podido creer una gran parte de la opinión mundial en el espantajo del comunismo, tan hábilmente esgrimido por los facciosos, hoy nadie cree en ello y se sabe que es sólo una patraña en la que se escudaron criminales sin conciencia para cometer sus bárbaros atropellos, mientras el pueblo, defendiéndose en las calles, ejercía una justicia humana.

Ahora ya todos saben que los que combatimos por la defensa de la República somos los que hemos de mantener en España la legalidad, el orden y la dignidad ciudadana.

En cambio, de ellos, de los traidores, todo el mundo sabe que por donde pasan sólo impera el dolor, el atropello y el crimen.

Por eso el triunfo es nuestro, pero la lucha será dura y larga. En ella no puede haber espectadores neutrales y cada ciudadano debe aportar su esfuerzo para conseguir el triunfo definitivo. Ni una sola ocasión debe desperdiciarse de apoyar a los leales en esta lucha a muerte declarada por el enemigo común. Y el que no nos apoya en la contienda desde el puesto que pueda desempeñar con mayor eficacia, habrá que decir que está contra nosotros.

El enemigo está empleando ahora el procedimiento del terror y no vacila en acometer a mujeres y niños indefensos de la población civil, atacando incluso a los hospitales de sangre.

El procedimiento es doloroso, pero ineficaz, y acabará de concitar el odio y la indignación de todos los pueblos civilizados contra nuestros enemigos.

Ya que vienen a herirnos en la retaguardia, hay que salir a buscarlos de frente todos, como un solo hombre. Todos hemos de levantarnos a una contra los traidores que quieren hundir a España.

Para terminar su discurso, el gobernador de Santander dió las dos noticias de los triunfos más importantes del día.

-En la mañana de hoy –dijo-, uno de nuestros gloriosos aviadores montañeses ha logrado apresar una embarcación auxiliar del buque faccioso “Almirante Cervera”.

Cuando el barco navegaba junto a nuestras costas para preparar un ataque al depósito de la Campsa de Vizcaya, un aviador montañés le obligó a entrar en el puerto, donde fué apresado, cogiéndosele 31 prisioneros, que era la tripulación del barco; dos piezas de artillería, varios fusiles y abundantes munciones.

El orador rindió homenaje de admiración hacia el aviador que ha realizado tan importante servicio.

Después se refirió a la toma del cuartel de Zapadores de Gijón, hecho brillante de nuestras fuerzas realizado en las primeras horas de la noche.

El cuartel de Zapadores y la cárcel de Gijón se han rendido a las fuerzas leales y confiamos en que no tardará en caer del mismo modo el cuartel de Simancas, ante el empuje ardoroso de los milicianos y de las tropas leales.

Dentro de pocas horas –añadió el orador- conoceremos otros de los resultados de la lucha más importante, que costituirá uno de los jalones que nos han de conducir a la victoria. Afirmo que nos encontramos cerca del fin de la subversión.

A cuantos combatimos por la causa de la fraternidad y de la libertad, un saludo en este día feliz para nuestra causa, con la promesa firme de vencer.

Batallamos por la libertad y por la justicia, terminó diciendo.

Arriba los corazones, en pie leales. ¡Viva la República Democrática!


CONTRA LOS TIRANOS
EL PUEBLO SIEMPRE TRIUNFA, TRIUNFA Y TRIUNFARA

El pueblo español en todas las épocas supo defender la bandera de la Libertad, en todos los tiempos se mostró antagónico y constituyó un dique difícil de vencer, a toda invasión extranjera.

Primero, aquella sublevación popular en defensa de las libetades castellas, la rebelión de los Comuneros de Castilla contra un emperador que gobernaba España con desconocimiento absoluto de sus problemas, y, por si esto fuera poco, los principales cargos políticos y civiles estaban acaparados por extranjeros, hombres sin escrúpulos, que especulaban con los intereses de nuestra Patria como si se tratara de una mercancía. Esta defensa legítima de las libertades castellanas fué una lección para el extranjero, porque pudo aprender que no es fácil ni hacedero tomar a España como país de conquista.

Más tarde se cubren de gloria las páginas de nuestra Historia en un 2 de mayo triunfal, impidiendo el pueblo ibero que las absurdas ambiciones napoleónicas fuesen coronadas por el éxito.

A pesar de todo, el pueblo de España estaba respirando una atmósfera insana, viciada; estaba navegadno por un mar embravecido, alborotado, enfurecido; la monarquía y el absolutismo le causaban repulsa, repugnancia, odio; y cuando su descrédito, su fracaso, su insostenimiento era notorio, evidente e incuestionable; cuando hasta la última capa borbónica estaba podrida, el pueblo español envió a Alfonso y a sus hijos (también, por desgracia, podridos físicamente) camino de la frontera. La bandera de la Libertad, de la Justicia y de la Democracia había triunfado en un 14 de abril, que quedará indeble en las páginas de la Historia.

Pues bien; hoy el pueblo español también logrará la victoria, conseguirá el triunfo en toda la línea, obtendrá el éxito con todos los honores. Y con ello nuestra Patria, esos bravos milicianos, héroes todos de esta odisea en pro de la España democrática, se harán acreedores al aplauso unánime de la democracia mundial.

¿Qué pretenden los militares sublevados? Muchas veces lo ha dicho Gil Robles en sus discursos: “Hay que deshacer el espíritu del 14 de abril” ¿Y esto qué significa? Esto, dijo uno de los que trajeron la República, don Miguel Maura:. “Quiere decir que hay que acabar con toda la obra de la República, la buena, la mediana y la mala que se hizo desde el 14 de abril”. Es decir, que este movimiento subversivo pretende derribar la República, las instituciones democráticas e implantar un régimen de terror, que nos haga recordar los aciagos días de la monarquía, porque el fascismo es eso, un retorno a la infaustas jornadas del absolutismo y la tiranía.

Un estudiante de Bachillerato.


AL SERVICIO DEL PUEBLO
DON JUAN MARIANO BLAZQUEZ

En el Hosital de Irún falleció en la tarde de ayer este heroico defensor de las libertades del pueblo y la legalidad republicana.

Juan Mariano Blazquez, de brillante carrera militar, desarrollada en su mayor parte en los campos africanos, pasó, al cesar la lucha en Marruecos, a cubrir la plaza en el Cuerpo de Carabineros.

Republicano entusiasta y leal, tan pronto como se produjo la subversión militar, se puso al lado del Gobierno de la República, y después de la defección de los traidores de San Sebastián lucho bravamente en sus calles y pasó luego al frente de Rentería y de las Ventas de Astigarraga, donde en innumerables ocasiones puso de manifiesto su hombría y valor, así como sus excelentes condiciones militares.

Más tarde y atendiendo a indicaciones del mando, pasó a ejercer su actuación al frente de Irún, donde ha hallado gloriosa muerte.

En la tarde del sábado y en uno de los momentos de ruda lucha, a la que aludíamos en nuestra información de ayer, el capitán Blázquez mantuvo a raya al enemigo, que intentaba acercarse a la posición de Erlaiz, y al frente de sus hombres desarrolló un ataque violentísimo, que hizo retorcer al enemigo emboscado en cercanos puestos, desalojándolos de ellos y produciéndole enormes bajas.

En estos momentos del ataque y poniendo una vez más a prueba sus dotes de republicano y hombre valeroso, ordenó un ataque contra el enemigo que huía, y dando el ejemplo, como siempre, se puso en cabeza de los que habían de realizar la operación.

Fué en estos momentos cuando una bala enemiga le alcanzó, produciéndole una grave herida en el vientre, que le ha ocasionado la muerte en el día de ayer.

El sentimiento de los milicianos que combatían a sus órdenes y de todos cuantos integran el Frente Popular de Irún ha sido grande por la pérdida de este gran jefe, cuyas virtudes todos exaltaban y que han sido y serán de enorme acicate para los defensores de la República, que sobre su tesón y su decidido espíritu tienen ahora una misión más que cumplir.

Cobrarse rendidamente de la muerte de este querido jefe.


La que manda un segador gallego
Se entregó a la columna montañesa de Villarías

Para poder salvarse tuvo que fingirse fascista

LA SIEGA DE VERANO
En tierras de la Rioja y de Aragón, como en las de Extremadura y Cataluña, las faenas de la siega dan mucho que hacer, y allí se llegan, empleándose como jornaleros, hombres de otras provincias, que aprovechan las labores de verano para llevarse a su casa algunas pesetas, que hacen alta para el invierno.

Pues así, en calidad de jornalero, llegó a primeros del mes de julio a la región riojana un labrador de Orense, afiliado al Partido Socialista, que encontró trabajo inmediatamente.

Ya llevaba una quincena dedicado a la siega, cuando en la capital se alzaron los militares contra el Gobierno constituido legalmente, corriéndose la sublevación, como reguero de pólvora, por una buena parte de la provincia, siendo el pueblo en que prestaba sus servicios el segador gallego uno de los alzados en armas por el fascismo.


EL SEGADOR SE DA A LA FUGA
Allí, pues, no se podía estar so pena de pasarlo malísimamente. Y así lo comprendió nuestro hombre, que, dándose cuenta del peligro que corría en aquel foco, rompió el carnet qe tenía de miembro de la Unión General de Trabajadores y todos los documentos que pudieran comprometerle y, sin despedirse de nadie, una noche, la del día 21 de julio, se dió a la fuga sin saber a dónde marcharse, pero decidido a salvar la piel hasta tanto pudiera ofrecérsela a la República en una de las columnas defensoras del régimen.

Andando de noche y escondido de día, llegó a Burgos, donde se hizo pasar por fascista, teniendo la suerte de ser destinado a las avanzadas que operan en la parte lindante con nuestra provincia, cerca de Espinosa de los Monteros. Allí, esperando el momento de pasarse a los nuestros, estuvo el gallego hasta anteayer mañana, en que pudo conseguir su propósito.


UN FASCISTA QUE SE ENTREGA
Cerca de allí opera la columna de Villarías, mientras que por el Crucero de Montija operan los facciosos. Lo de la columna de Villarías ya lo saben al otro lado, por las muchas batidas que ha dado a los fascistas burgaleses.

Anteayer mañana poco después de amanecer –nos cuenta nuestro querido amigo, el consecuente republicano don Higinio González, que se encuentra allí con el propio Villarías-, la avanzadilla de la columna divisó a un hombre que llegaba corriendo, con el fusil alzado y vistiendo el uniforme de los fusiles burgaleses.

Por si se trataba de una traición, los milicianos apuntaron sus fusiles, pero el que llegaba gritó que no le tirasen, que no era fascista y que llegaba disfrazado.

No le tiraron, pues; pero, como es natural, le cogieron prisionero y se lo llevaron a Gregorio Villarías, que estaba a la puerta de una de las tiendas vigilando el campamento.


CINCO MIL DUROS POR LA CABEZA DE VILLARIAS
El recién llegado entregó su fusil, enteramente nuevo, sin disparar un solo tiro; sus municiones copiosas y su gorro de cuartel, semejante al de los milicianos, pero en tela negra y con unas franjas encarnadas.

Después, ante Villarias, a quien no conocía, el señor González y otros significados elementos de la columna, refirió su odisea, en la forma que hemos relatado. Habló de los sinsabores y de los peligros que había corrido hasta llegar a Burgos, y aun después de estar allí, por si se daban cuenta de que no era fascista, y relató después el estado depresivo en que se halla la gente en el otro frente de lucha.

-Por cierto –dijo- que al jefe de esta columna le tienen unas ganas feroces. En las puertas de las casas de Espinosa y de otros pueblos hay versos dedicados a él, en los que le insultan, y por su cabeza ofrecen cinco mil duros.

Villarías, sorprendido de aquella largueza de los facciosos, replicó, en seguida, en guasa:
-¡Hombre, pues que traten eso conmigo!...

El gallego comprendió entonces que estaba hablando con el propio jefe de la columna, y ya puesto en un plan de camaradería, dijo que los chicos de Espinosa entonaban una canción en que prometían a Villarías que si le cogían le iba a fusilar, a lo que contestó el valiente guerrillero:
-¡Pues se van a ver negros!...

Todo el campamento celebró la llegada del simpático gallego, que pronto se quedó incorporado a la columna, dispuesto a ser uno de lso que primero avancen en cuanto se les indique que ha llegado ese ansiado momento.


LOS BARBAROS DEL AIRE
La aviación enemiga lanza su metralla sobre terreno francés

Los bárbaros aviadores enemigos que días pasados ametrallaron San Sebastián, y que en dos fechas sucesivas han intentado repetir su oprobiosa hazaña, sin atreverse a llevarla a cabo al oír los disparos de nuestros cañones antiaéreos, han buscado un nuevo campo de acción, con una finalidad que no es posible conocer: la de complicar la situación de España e indisponer a ésta con el vecino pueblo francés.

El hecho se produjo ayer. Un avión enemigo que voló sobre nuestras posiciones del frente Norte y que por la cerrazón de nubes que había en el firmamento hubo de descender a escasa altura, vió llegar rápidos los disparos de nuestras fuerzas y baterías.

Ni que decir tiene que rápidamente se elevó y emprendió la huída, dirigiéndose el avión hacia la zona francesa, lo que hizo suponer a nuestras fuerzas que el avion había sido alcanzado por los disparos o que el piloto estaba herido y trataba de aterrizar fuera de nuestro alcance.

No fué así. El aviador enemigo, que llevaba carga de muerte y no la pudo enviar por miedo, a su destino, la dejó caer sobre territorio francés, en las proximidades de Viriatu, donde afortunadamente, aunque la metralla produjo destrozos, no hubo víctimas humanas que lamentar.

La indignación que éste hecho vandálico ha producido entre los franceses no es menor que la que había entre las fuerzas leales.

Con ello se ha visto, una vez más, los siniestros propósitos que animan a estos traidores.

Quisieron sojuzgar a España, y al ver que no pueden conseguirlo repiten la hazaña llevada a efecto en otros puntos, como Algeciras y otros lugares del Estrecho, lanzando su metralla sobre centros o territorio extranjero. A ver si ya que no pueden vencer consiguen intervenciones que les saquen de la terrible situación en que se encuentran.


Declaraciones de Ossorio y Gallardo

Madrid.- En el diario “Milicias Populares” publica don Angel Ossorio y Gallardo unas interesantes declaraciones.

Preguntado qué opinión le merecen las milicias populares y su actuación dentro y fuera de la ciudad, contestó:
-¿Qué opinión le han de merecer a un hombre como yo que es civil hasta el tuétano y paisano por los cuatro costados? No necesito forjar mi opinión ahora, es de toda mi vida. Mi fe está en el pueblo, mi entusiasmo va con el pueblo. Este pueblo armado, luchando heroicamente y desinteresadamente en defensa de a libertad de todos, ratifica y multiplica las convicciones y fervor de toda mi vida. Adelante con el pueblo, por el pueblo y para el pueblo.

Preguntado si creía que el nuevo Ejército del pueblo se debía formar basándose en estas milicias, respondió:
-Arrebata las armas al pueblo que está siendo el salvador de España, sería una injusticia enorme y además un imposible, porque no las entregaría: dejárselas sin ninguna intervención para que cada cual hiciera con ellas lo que le diera la gana, sería una anarquía. No pudiendo ser una cosa ni otra, las solución viene por sí sola: las milicias de hoy tienen que ser el Ejército popular de mañana.


Necrológicas

En defensa de la República falleció ayer Ignacio Amiama Taberna, de treinta y nueve años de edad.

La conducción del cadáver tendra lugar hoy, lunes, a las cinco de la tarde, desde su domicilio (Blas de Lezo, 5, de Pasajes Ancho) hasta el cementerio de Alza.

¡Descanse en paz!


AGRADECIMIENTO

Los familiares del miliciano de Tolosa, Lucio Hernández Romero, víctima de los asesinos aviadores fascistas, expresan, por conducto de FRENTE POPULAR, su más profundo agradecimiento a cuantas personas les han mostrado su condolencia y condenación por la cobarde agresión que segó la vida del querido compañero Lucio.


LA SEÑORA

Doña Luisa Busselo Goicoechea

Falleció ayer, a las cindo de la tarde, a los 29 añosñ de edad, después de recibir los Santos Sacramentos.

Su esposo, don José Cortés; hijos, Ana María y Javier; padres, hermanos, sobrinos, primos demás parientes al participar a sus amigos y conocidos tan sensible pérdida les ruegan se sirvan asistir a los funerales, a las nueve y media de la mañana de hoy, lunes, en la iglesia parroquial de Pasajes Ancho, y a la conducción del cadáver al cementerio de Rentería, que tendrá lugar a continuación, por todo lo cual les quedarán eternamente agradecidos.

PASAJES, 17 de agosto de 1935.

Domicilio: Iparraguirre, 14 (Pasajes Ancho).


2006 Kultura, Gazteria eta Kirol Departamentua - Gipuzkoako Foru Aldundia
Logotipo Gipuzkoa.net. Pulsar para ir a la página de Gipuzkoa.net