gipuzkoakultura.net

Logo de la Diputación Foral de Gipuzkoa
Logotipo gipuzkoakultura
domingo 19 noviembre 2017
Gipuzkoa 1936

PUBLICIDAD recorte

FOTOGRAFÍAS

  • foto
  • foto

UNA NOTICIA DEL DÍA


“LA NACION” DE BUENOS AIRES

Martes, 25 de agosto de 1936

Páginas:

LA REBELION EN LOGRONO
Alfaro se defendió heroicamente y la artillería lo destruyó causando 400 muertos

A un médico le hicieron en vivo la laparatomía.- El sacerdote que quiere morir con el pueblo.- Más de 150 asesinatos en Cervera

En Calahorra entró, vomitando fuego, una columna enviada de Navarra por el general Mola, en la que formaban varios “erequetés”, Desarmados obreros y republicanos, los facciosos no encontraron resistencia; pero ejercieron represalias en frío, no sólo contra los hombres de izquierda, sino contra sus familiares. Les sirvieron de guías en este ojeo sangriento los reaccionarios de la ciudad. Se fusiló en masa a doce o catorce personas.

Al primero que buscaron fué al alcalde, señor Luis Arpón, y al no encontrarlo le conminaron en un bando a que se presentara para formarle juicio sumarísimo.


LA GUERRILLA DE ALDEANUEVA
Sojuzgada Calahorra, la columna carlo-facciosa se encaminó a Aldeanueva de Ebro, donde se les opuso un núcleo foramdo de obreros del campo, pertenecientes a la C. N. T. Pero ante la abrumadora superioridad del enemigo optaron por huir, sin dejar de disparar en guerrilla. Eran diez escopetas contra varias compañías con ametralladoras y tres baterías artilleras. Claudio Cuchillos, secretario de la C. N. T., un labrador cincuentón, pero ágil y nervudo, fué objeto de más de un centenar de disparos que iban silueteando su figura; pero logró escapar y escalar el monte Yerga.

Enél se habían refugiado otros trabajadores de Rincón de Soto y Alfaro. Republicanos, socialistas y sindicalistas, todos se conocían. Se unieron en fraternal caravana y marcharon hacia Madrid. Los de Alfaro refirieron la heroica defensa de la ciudad y el atroz ensañamiento de los sediciosos. Iniciaron la ofensiva los fascistas alfareños. Un abogadillo presidiable, reiteradas veces encausado como estafador y que en tiempos alardeaba de ultraizquierdista –Eduardo Navajas-, tiroteó con una pistola a un grupo de republicanos. Perseguido por éstos, se refugió en el cuartel de la Guardia civil, donde se le prestó asilo. El síntoma parecía deplorable. Pero, salvo el teniente, estas fuerzas se mantuvieron fieles al régimen. Mientras la lucha se desarrolló entre los alfareños, la Guardia civil no salió del cuartel.


LA CIUDAD MARTIR
Sólo cuando se vió llegar una fuerte columna, provista de artillería, se echaron los guardias el fusil a la cara para rechazar a los rebeldes. El combate se prolongó durante dos días. Armas cortas, fusiles anticuados y pechos generosos contra una tropa numerosa, bien mandada y armada de formidables pertrechos. Bajo las granadas de la artillería iban cayendo hombres y cosas. El cuartel de la Guardia civil quedó destruído. El alcalde se negó a salir de la Casa Consistorial y allí murió cubierto de balazos.

Al entrar en Alfaro la columna encontró una ciudad en ruinas y cuatrocientos muertos. A los republicanos, que estaban indemnes, se les asesinó con desalmado refinamiento. Al médico, don José María Zapatero, le practicaron la laparotomía en vivo. Como se desmayara, le hicieron oler sales para reanimarle y proseguir el martirio.

José Delgado Moreno, un alfareño que ha llegado a Madrid sano y salvo, no conocía más nombres de fusilados. Pero el sindicalista Lucio Sebastián Muñoz, que en octubre de 1934 estuvo en trance de ser ejecutado y libró con una condena de veinte años.


EL CRUENTO DESENFRENO DE CERVERA
Cervera del Río Alhama –nos relata Lucio Sebastián Muñoz- se pudo resistir a la avalancha armada que invadió la villa, disparando a diestro y siniestro, mientras daba vivas a Cristo Rey y mueras a la República. SE cruzaron en las calles algunos tiroteos; pero los facciosos se impusieron rápidamente. El alcadle, don Firmo Rubio, que se hallaba en Madrid representando a la Gestora provincial, hacía una semana, fué citado, como el de Calahora, a comparecer en juicio sumarísimo. A falta de él apresaron a varios familiares suyos, destruyeron su vivienda, su almacén y su fábrica de gaseosas y hielo. Quemaron el Centro Obrero y el de Izquierda Republicana. El Círculo Agrario lo clausuraron e impusieron a su presidente 5.000 pesetas de multa, porque un grupo de socios estaba escuchando la Unión Radio de Madrid.


TORNAFIESTA TRAGICA
El día 25, militares y rebeldes, obligaron al nuevo Ayuntamiento –todo él derechista- a que celebrara las fiestas como de costumbre. Se dieron dos corridas gratis y se prometió al vecindario que no se castigaría a nadie. Pero, disaprado el último cohete, empezó a sonar fuego de fusilería. Se ejecutó a veintisiete personas, dos de ellas guardias civils, en poco más de dos horas. Posteriormente se perpretaron sesenta fusilamientos. A las mujeres se las apaleaba en público, entre odiosos vejámenes.

Tan inhumana carnicería provocó la indignación del pueblo, que, sobreponiéndose al natural pánico, se amotinó y pidió la libertad de algunos detenidos. Un cura párroco, de los dos que hay en Cervera –el otro aplaudía la salvaje represión-, se interpuso entre los fusiles facciosos y sus presuntas víctimas, y desprendiéndose de los manteos y extendiéndolos ane él, gritó: “¡No los matéis!” Un carlista, con hipócrita reverencia, le rogó: “¡Quítese, padre, haga el favor!” “No –replicó con entereza el sacerdote-; prefiero morir con mi pueblo”.

Este piadoso y abnegado gesto evitó que momentáneamente prosiguiera la matanza. Pero en seguida recomenzó con mayor saña. Cien republicanos de Fitero, pueblo contiguo de Navarra, que llegaron a Cervera huyendo, fueron perseguidos por las bandas fascistas y muertos sin una sola excepción.

No tenemos más noticias de lo sucedido en la Rioja, tierra de inmarcesible tradición liberal. De los pueblos de la Rioja Alta, lo ignoramos todo. Pero indudablemente se desarrollarían en ellos sangrientas jornadas y actos de barbarie inaudita.


HOMENAJEAN A UN CORONEL RETIRADO CREYENDOLE LEON BLUM

Royan.- Hace varios días se publicó una información anunciando que Leon Blum pasaría sus vacaciones en Royan.

En algunos establecimientos comenzó a circular la noticia de que el jefe del Gobierno francés había sido visto ya en los alrededores de la localidad en compañía de Georges Bonnet.

Otros que se decían mejor informados aseguraron que el señor Blum entraría en Royan a la hora de comer.

A dicha hora había una animación enorme en el lugar por donde el jefe del Gobierno habaí de llegar. Cuando lo vieron llegar, la orquesta comenzó a tocar la Marsellesa y el supuesto Leon Blum fué aclamado. Se inclinó todo el mundo, comenzaron los homenajes oficiaels y el recién legado, no comprendiendo lo que ocurría, preguntó a qué obedecía tan caluroso recibimiento.

Cuando confesó que era un coronel retirado, los vecinos de Royan se dieron cuena del error en que habían incurrido llevados de su imaginación y de un extraño parecido del viajero con el auténtico jefe del Gobierno.

Muy agradecido por el homenaje, el coronel se retiró discretamente a su hotel.


PERDIDA

Al miliciano Francisco Abarrategui se le ha perdido un monedero con 31 pesetas, que había cobrado ayer.

Se ruega a quien lo haya encontrado lo entregue en el Cuartel General de las Milicias del Hotel María Cristina, en la Compañía de Tomás Meabe.


El joven
Don Inocencio Gárate Beristain

Falleció en el día de ayer, a los 27 años de edad,

Sus apenados hermanos, don Eusebio, don Rafael y don Martín; tíos, sobrinos, primos y demás parientes, al participar a sus amistade tan dolorosa pérdida, les ruegan se sirvan asistir a la conducción del cadáver, que se celebrará hoy, MARTES, a las DIEZ Y MEDIA, desde el HOSPITAL CIVIL, al cementerio de Polloe, por lo que les quedarán muy reconocidos.

San Sebastián, 25 de agosto de 1936.


COMENTARIOS DE LA PRENSA CATALANA
“A ESTE LADO DE LA BARRICADA NO SE HA CONOCIDO EL TEMOR NUNCA”, (“EL DILUVIO”),- “LA GUERRA SE HACE CON ORO”, (“LA VANGUARDIA”).-“AHORA NO QUIEREN MAS QUE MORIR MATANDO”, (RENOVACION”)

“El Diluvio” habla de la fuerza de carácter del pueblo.

“Igual ocurre con los que defienden la libertad en la retaguardia, trabajando y produciendo para los que luchan y prestando asistencia a los heridos.

Ni unos ni otros quisimos nunca la guerra. Al contrario, la odiamos, la maldecimos de todo corazón.

La muerte, para quienes la vida es un suplicio, resulta la mayor parte de las veces una liberación auténtica.

Pensar, pues, que nuestras milicias puedan temblar y desbandarse ante la arremetida de las mesnadas del fascio es locura o insanable imbecilidad.

Los que se han alistado en nuestras banderas y forman parte de nuestras columnas, antes que dejarse esclavizar por Franco, Queipo y Cabanellas, están mil veces dispuestos a derramar hasta la última gota de su sangre.

Que conste así para que no se hagan ilusiones los rebeldes y no digan: “tío yo no he sido” cuando llegue la hora de la justicia.

Esa resolución es lo único de nuestra alma que no se puede quebrar”.

* * *

“Renovación” dice que no se explica tanta resistencia de las fuerzas rebeldes.

“Los rebeldes, aquellos hombres que diciéndose buenos cristianos han sido perjuros, aquellos que se creían dignos y han pisoteado si tenían algo de dignidad, que han arrastrado sin conciencia a todos los infelices que faltos de un sentido de responsabilidad se confiaron a su mundo, todos sabe que han perdido la partida y continúan tmabién peleando, pero lo hacen con la insensatez propia del suicida y arraigado sentido criminal, por que están persuadidos del final que la suerte les tiene preparado. Ahora no quieren por lo visto más que morir matando, prolongar la agonía de sus compañeros de armas, y para conseguir estos aguerridos militares sus propósitos practican el bulo, recurren al engaño y es así como están más a tono con su rufianesco proceder.”

* * *

“La Vanguardia” comenta la situación de las tropas de Marreucos.

“La guerra se hace con oro. Las existencias que puede tener Franco de este precioso metal deben estar ya tocando a su fin. Auxilios en dinero no los recibe de sus aliados de la Península, pues también éstos necesitan ser auxiliados, y en cuanto a la ayuda de los potentados fascistas, huídos de España, disminuirá cada día más. Los recursos naturales del Rif se expresan con un cero y las aportaciones obligadas de los comerciantes de Melilla, Ceuta y Tetuán no son para salvar la situación.

¿Qué pasará cuando no se pueda pagar su soldada a las tropas mercenarias, para las cuales el sueldo y el botín constituyen la única razón de su permanencia en filas? De los oficiales cabe esperar renunciaciones y sacrificios; de los moros y legionarios, que se engancharon por dinero, ¿qué se puede esperar para cuando no se les pague?

Hay, además, la delicada situación internacional, que obliga a los franceses a vigilar estrechamente la frontera de su zona, para evitar complicaciones, y otras grandes potencias se muestran igualmente inquietas por el estado de cosas anómalas que la conflagración española ha creado en Marruecos. Los rebeldes de nuestro Protectorado no se mueven con libertad, porque tienen encima los ojos vigilantes de poderosos celadores.”

* * *

“El Día Gráfico” publica una lista de los diputados muertos en la lucha.

“Cuántas veces ha sido evocado el episodio del diputado francés Baudin, que el 2 de Diciembre, al dar su golpe de Estado Napoleón III, cayó en las barricadas, gritando: “Ahora váis a ver cómo se muere por veinticinco francos”. Era su salario de diputado. Desde entonces, los apolíticos presentaban a Baudin como un caso excepcional y los políticos como la demostración de que los diputados, llegada la hora del sacrificio, daban su vida por el pueblo.

Cuando se sepa el número de parlamentarios muertos luchando o víctimas de la vesanía homicida de los fascistas, la nación se asombrará, comprendiendo que con la República también habían cambiado el alma de los diputados.

Suñol, fusilado; Casas Sala, fusilado; Bujalance, fusilado; García Hidalgo, ex diputado de las Constituyentes, fusilado; Manso, fusilado. La enumeración podía seguir. Y en los frentes, junto a los milicianos, están los diputados: Largo Caballero, Casares Quiroga, Negrín, Alvarez del Vayo, Galés, Barrera, Durán, Sentís, aquí en Cataluña... También la enumeración podría seguir. La contribución de sangre de los diputados ha sido pródiga. La participación de los diputados ha sido pródiga. La participación de los diputados en los frentes, también. Esta vez los políticos populares han estado a la altura del pueblo. Su sangre se ha mezclado a la sangre obrero. Su fusila está lado del fusil del miliciano.

* * *

“Diario del Comercio” pide trabajo.

“Hay que guerrear con brío, con entusiasmo, con decisión, pero no hay que abandonar totalmente el trabajo, porque de lo contrario los laureles de la victoria se hallarían marchitos, a consecuencia de que las actividades de nuestra economía no seguirían al ritmo indispensable para proporcionar el fruto apetecido.

Un último esfuerzo para aplastar totalmente el fascismo, pero no olvidemos nuestra economía.”

* * *

“La Batalla” se refiere al nuevo paso que representará nuestra victoria hacia la constitución de los estados unidos mundiales, aspiración de no pocos.

“Asistimos, indudablemente, al inicio de un nuevo curso del movimiento obrero internacional. Como hemos dicho repetidamente, de la salida de la guerra civil española depende quizá el porvenir del mundo. En este sentido, pesa sobre nosotros una inmensa responsabilidad histórica. Nosotros no dudamos de la victoria de la clase trabajadora española sobre el fascismo y sobre la burguesía. Pero para vencer, para hacer triunfar nuestra causa, nacional e internacionalmente, necesitamos algo más que fe y entusiasmo. Se necesita en España la creación, el rápido desarrollo del partido de la revolución, por el cual venimos propugnando día tras día. Existen en nuestro país las condiciones para crearlo y la clase trabajadora española lo creará. Pero al lado de ese partido se necesita la creación de la Internacional, cuya denominación no nos embaraza a condición de que llene su misión histórica, seguirá un proceso similar al de la formación del partido revolucionario en España. Siguiendo la expresión de Lenin, primero hay que diferenciar internacionalmente a los que son marxistas revolucioarios de los que no lo son, de los que, víctimas del oportunismo son un factor negativo para la revolución proletaria. Después hay que agrupar a todos los marxistas revolucionarios efectivos, que abundan dispersos en diferentes grupos aislados o en el interior de los partidos socialistas y comunistas. Ese proceso de formación será más o menos lento, según el desarrollo de los acontecimientos revolucionarios de España y de los respectivos países; pero para nosotros su formación no ofrece duda alguna.

Esa Internacional unitaria –unitaria de todos los marxistas revolucionarios del mundo- se está forjando hoy en los campos de batalla del proletariado español, en torno a la revolución española. Los camaradas que de los diferentes países, han corrido a ofrecernos su vida, a luchar al lado de los soldados de nuestra revolución, y los que desde fuera laboran en favor de nuestra victoria, son los forjadores de la Internacional revolucionaria. En ellos saludamos a los heróicos creadores del legítimo instrumento de la revolución mundial, de los Estados Unidos Socialistas del Mundo.”


Al cardenal Segura le iban a nombrar regente

Londres.- El “Manchester Guardian” dice que Gil Robles ha expresado su extrañeza al enterarse de las informaciones de la emisora del “Gobierno provisional” de Burgos, el cual se disponía a implantar una regencia, como fase intermedia a la restauración de la monarquía. La regencia había de ser confiada al cardenal Segura, el cual gobernaría hasta que se decidiese por un plebiscito si España tendría Gobierno monárquico o republicano.

Gil Robles ha dicho:

“Las informaciones de Burgos deben ser mentira. El cardenal Segura es un hombre santo, pero no creo en su regencia por dos razones: su estado de salud no le permite hacer el largo viaje de Roma a Burgos. Y, además, los tiempos no son propicios para poner la cuestión del régimen futuro.”

Por lo visto Gil Robles quería jugar su última traición con su mejor aliado. Quería, al parecer, desertar a este segundo “cisnerillos” para ocupar él, ambicioso como pcoos, la regencia por tantos jefecillos soñada.


ESPANOL

Contra la insania homicida de los militares sin honor y de los señoritos sin oficio.

Contra la estultlicia de los que aun sustentan la teoría de la sangre y de la casta.

Contra los “salvadores” de España que otra vez han ensangrentado su suelo, destrozado sus cosechas, aniquilado su industria y su economía.

Contra los que han llevado el hambre, el luto y la desesperación a miles de hogares.

Contra los que pretenden convertir la gloriosa España en una colonia africana, al servicio de Roma o de Berlín.,

Contra los que no vacilan en desmembrar el territorio nacional a costa de que triunfe su ansai de mando.

Contra los que han asfixiado, durante siglos, cuanto había de noble y de constructivo en el alma popular.

Contra los verdaderos enemigos de la civilización, del pueblo y de España.

¡Todos a una! Luchemos hasta morir para acabar con esa mala ralea, deshonra de una España que quiere recobrar el dominio de sus propios destinos!


“LA NACION” DE BUENOS AIRES
UNA INTERVIU CON EL GOBERNADOR DE GUIPUZCOA

Buenos Aires.-“La Nación” publica una interesante entrevista con el teniente don Antonio Ortega Gutiérrez, actual gobernador civil de la provincia de Guipúzcoa.

Reproducimos íntegro el reportaje por referirse a una de las figuras más sugestivas de la lucha que sostiene el proletariado español contra la militarada fascista.

“La sangre de las revoluciones gasta siempre hombres nuevos. Muchas figuras mundiales nacieron en las barricadas. Los periódicos españoles poryectan los de popularidad sobre un hombre oculto hasta ahora en la sombre del anónimo: Antonio Ortega Gutiérrez, gobernador civil de Guipúzcoa.

Hace unos años era sargento de Carabineros. Ejercía el cargo en Irún, frente a los Bajos Pirineos. En el paisaje amigo de Ramuntxo y Zalacaín.

Nacen en Hendaya las “Hojas Libres” contra la dictadura. El sargento Ortega encárgase de hacerlas llegar a los últimos rincones de España. Luego, la vibrante prosa revolucionaria deja paso a las armas, siempre bajo la experta mano del sargento Ortega. Las izquierdas conspiran. Dos fechas antes de la señalada sublévase la guarnición de Jaca. Caen Galán y García Hernández. Es la asfixia del primer grito revoluconario. No obstante, en la madrugada del día citado –16 de diciembre de 1930- el sargento Ortega estaba en su puesto, frente el Gobierno civil de Guipúzcoa, batiéndose por el nacimiento de la República, junto a don Manuel Andrés Casaus, el doctor Bago y un puñado de valientes. Es herido. Le detienen. Meses después, le condenan a muerte. Sálvale el triunfo electoral del 14 de abril. La monarquía deja paso a la República. Antonio Ortega recupera los galones de sargento perdidos en la conspiración. Estudia. Ingresa en la Academia de El Escorial con el número 1. Obtiene el grado de teniente. Regresa a Irún. El Gobierno de Lerroux le persigue. Es encarcelado en el fuerte de San Marcos durante los sucesos de Octubre. La victoria del Frente Popular –16 de febrero- sitúa otra vez al teniente Ortega en la avanzada geográfica de Guipúzcoa. En Irún estaba cuando el levantamiento militar.

En honor a “La Nación”, el dinámico batalaldor interrumpe unos momentos sus múltiples ocupaciones. El día es agitado. Por el Cantábrico, entre los cabos de Higuer y Machichaco, navegan el “Almirante Cervera” y el acorazado “España”, sumados a la sublevación. Los carlistas –boina roja en lo alto y escapulario sobre el pecho- ocupan los montes de Izascun, Picoqueta y Erlaitz. Guipúzcoa está preparada para el combate. Las Milicias populares y las fuerzas leales hállanse en pie de guerra en los frentes de Tolosa, Oyarzun e Irún.

El gobernador nos dice:

-Esto va a ser lo largo. Es una guerra con todas sus consecuencias. Venceremos nosotros. Los pronunciamientos militares si no triunfan antes de las cuarenta y ocho horas, fracasan. Hasta ahora hemos sostenido una lucha desigual. Ellos eran los dueños del armamento. El pueblo opuso a la metralla la fortaleza de su espíritu rebelde a la tiranía. Hubo que improvisar mandos, armas y tácticas. Los fascistas no pudieron aprovechar el río revuelto de lo inesperado. Ahora ya es tarde. Tenemos mucho armamento y combatientes que saben utilizarlo con eficacia. El ejército del pueblo derrotará al ejército que no representa a nadie. Son unos generales despechados que, al grito de “¡Arriba España!”, están hundiéndola en la ruina.

-Entonces, ¿no ve usted, señor gobernador, una solución rápida al conflicto que asola a España?

-Antes le dije que la lucha sería larga; pero también puede ser muy corta. Depende de lo que tarden en rendirse algunas posiciones importantes cercadas por nuestras tropas. Por ejemplo, en Oviedo volverá a ondear en breve plazo la bandera tricolor. La rendición de la capital de Asturias tiene mucha importancia. Hay allí una fábrica de cañones, otra de fusiles y, además, los mineros quedarán en libertad para combatir en otros sitios. Si fuera cierto que lo sublevados aman a España, como dicen en sus proclamas y no lo demuestran en sus hechos, debieran rendirse para ahorrar sangre. Saben que tienen perdida la partida. Su resistencia es la resistencia de los desesperados.

-¿Es cierto que ha desembarcado el Tercio en España?

-En los comienzos de la lucha había algunas banderas. No han podido venir más. Nuestros barcos vigilan el estrecho de Gibraltar. El empleo de moros y soldados mercenarios es otro hecho que condena, por sí solo, el movimiento revolucionario.

-¿Cuál es la situación en la provincia de su mando?

-Pasamos algunos momentos de apuro. Los cuarteles de Loyola tarjéronnos en jaque. Ahora conocemos todos los movimientos del enemigo y sus objetivos. Se que el teniente coronel de Ingenieros que dirige las fuerzas que actúa por Vera del Bidasoa y Lesaca está muy enfadado conmigo porque volé el puente de Endarlaza, impidiend, con esto, el paso de la Artillería. Entre Navarra y Guipúzcoa no hay ningún camino fácil para el tránsito de la Artillería pesada.

-Circula el rumor de que los carlistas intentan tomar la frontera de Irún.

-Ese fué su primitivo deseo. Por ello concentré muchas fuerzas en Endarlaza. Luego, los militares asediados en los cuarteles de Loyola, pidieron refuerzos por Oyarzun. Los requetés avanzaron por ese punto. Los tenemos bien localizados. Han empleado todo lo que tienen por tierra, aire y mar y no han podido ni podrán tomar Guipúzcoa, que era la provincia que más fácil se presentaba sobre los planos para ser conquistada.

-¿Qué opina de la guerra civil en el orden Internacional?

-El mundo nos observa atentamente. España es el pibote sobre el cual se sostiene la libertad de Europa.

-¿Está usted satisfecho del cargo que le ha conferido el Gobierno?

-Soy hombre de lucha. Sin ambiciones. El Gobierno cree necesitarme aquí y yo me limito a obedecer sus órdenes.

-¿Está usted afiliado a algún partido político?

-Me lo impide mi condición de militar; pero espiritualmente, estoy con todos los partidos que defienden la democracia y la libertad. Mi mayor orgullo es representar al Frente Popular, amalgama perfecta de los partidos republicanos, obreros y nacionalistas vascos.

Hay una pausa. El teléfono reclama al señor gobernador. Tiene que salir. Porque el teniente Ortega es gobernador de nuevo tipo en España. Está en contácto con el pueblo, visita los frentes de combate, anima en la lucha.

Antes de marchar, nos dice:

-Siento admiración por la República Argentina. Es el país símbolo de la libre América. Escriba usted que el peublo español lucha en estos momentos con el mismo entusiasmo con que el pueblo argentino combatió siempre contra las tiranías.


¡ASTURIAS...!

OVIEDO EN TRANCE DE RENDICION

El cerco de Oviedo es imponente, sobrecogedor. En un círculo completo se va estrechándose lentamente, dejando inmóvil, maniatado, a uno de los mejores jefes del Ejército que había en España –unido a casi toda la Guardia civil de la provincia, unos 4.000 hombres en total-, agoniza la rebelión asturiana.

-Es cuestión de días. En una semana estará todo solucionado.

A pesar de la tremenda fortaleza en que Aranda, uno de los soldados más competentes que había en España, se ha hecho fuerte, nada puede quebrantar el cerco. Ni desde dentro hacia fuera ni desde fuera hacia dentro. Todas las posiciones están tomadas y defendidas con formidable empeño. La vigilancia es absoluta. Pero nada, en el aspecto exterior, lo revela.

Si los sitiados tienen un genio militar a la cabeza, los sitiadores tienen todo el genio, mil veces multiplicado, de una masa con una voluntad única.

En Asturias no se ve un fusil por las calles. La sensación de tranquilidad es total. Los fusiles están en el frente, allí donde son necesarios.

* * *

Con Aranda se hará algo parecido a lo que se hizo con los sitiados en el cuartel de Simancas, dos líneas de resistencia son más vulnerables que los paredones del antiguo lugar de residencia de los jesuitas. Y el propio Aranda está convencido de que apenas había necesidad de que llegasen, para su dicha, las armas dejadas en libertad en Gijón.

Docenas de cañones, de ametralladoras, y miles de fusiles esperan la orden de ataque. Dentro, en la ciudad, una población cansada, dominada por el decaimiento y las privaciones, quiere que se acabe con esta situación.

Está próximo el desenlace.

Los mineros de Asturias, que tienen ya posiciones tomadas también de la parte de acá de los Pirineos cantábricos, en espera del rendimiento de Oviedo para correrse por las llanuras de Castilla, quieren que esto se acabe.


PATRIOTA VASCO

POR LA LIBERACION DE EUZKADI, NUEVAMENTE AMENAZADA DE INVASION TIRANICA.

POR EL LOGRO DE TU AUTENTICA Y FRATERNAL FEDERACION DE PUEBLOS IBERICOS.

POR TU AMOR AL IDIOMA VERNACULO, A TUS COSTUMBRES MILENARIAS, A LA TIERRA QUE TE VIO NACER.

POR PATRIMONIO, POR DIGNIDAD, POR ESPIRITU DE CIUDADANIA.

¡LUCHA HASTA MORIR CONTRA LA BARBARA AGRESION DEL CARLISMO OPRESOR, QUE OTRA VEZ QUIERE APLASTAR TUS SAGRADAS LIBERTADES!


PERDIDA DE UN MONEDERO

Entre Rentería e Irún se ha extraviado un monedero con una llave, que pertenece al miliciano, con destino en Rentería, Mariano Venta.

El que lo encuentre debe depositarlo en el Frente Popular de Rentería.



2006 Departamento de Cultura, Juventud y Deporte - Diputación Foral de Gipuzkoa
Logotipo Gipuzkoa.net. Pulsar para ir a la página de Gipuzkoa.net