gipuzkoakultura.net

Logo de la Diputación Foral de Gipuzkoa
Logotipo gipuzkoakultura
s´bado 18 noviembre 2017
Gipuzkoa 1936

PUBLICIDAD recorte

FOTOGRAFÍAS

  • foto
  • foto

UNA NOTICIA DEL DÍA


DESDE AZPEITIA

Sábado, 29 de agosto de 1936

Páginas:

Redacción, Oficinas y Talleres
GARIBAY, 34

FRENTE POPULAR
DIARIO DE LA REPUBLICA

Teléfonos 14.621 y 14.643
San Sebastián, 29 de Agosto de 1936


EN OROPESA SE REGISTRO AYER OTRO TRIUNFO ROTUNDO DE NUESTRAS TROPAS Y MILICIANOS


LOS MENDIGOIZALES EN EL FRENTE
Relato de unos momentos emocionantes.-Visitando a los héroes de “Zumelzu”.-“Pajarracos” a la vista.-El relevo.-Los milicianos de San Bartolomé.-Un blocao convertido en Eusko Gastedi.-Eskumiñak ta ondo gerala...


Cuando ayer mañana leímos en el FRENTE POPULAR el desarrollo de la terrible batalla que tuvo lugar en las inmediaciones de Irún, no pudimos resistir a la tentación de volver a visitar a nuestros mendigoizales allí destacados para informarnos de la participación que tuvieron aquellos muchachos a quienes vimos partir con la sonrisa en los labios a través de los silbidos de las balas a reforzar las posiciones que encarnizadamente atacaba el enemigo.


RELATO DE UNOS MOMENTOS EMOCIONANTES
Cuando llegamos al cuartel tan solo se encontraba en el mismo el jefe de grupo Rufino Garay con unos pocos números.

-¿Qué tal la jornada de ayer? –le preguntamos.

-Lo de ayer fué bien poca cosa en comparación de los momentos emocionantes que hemos pasado hoy, nos contesta.

Pero gracias a Dios todo se ha desarrollado perfectamente y estos muchachos que aquí ve usted junto con otros que aún permanecen en sus puestos de vanguardia, han demostrado el arrojo, la decisión y la valentía de que son capaces ante el enemigo.

Junto al jefe permanece en silencio un joven de ojos vivarachos a quien señala como uno de los que han llevado a cabo la proeza.

Al verse señalado rompe éste el silencio que hasta entonces había guardado ante el jefe y nos explica las peripecias de una acción emocionante de la que han salido sin más complicaciones que un herido leve.

Con suma sencillez y sin darle mayormente importancia a lo sucedidio nos van detallando con precisión de detalles las incidencias de la lucha.

Después de haber pasado la tarde y la noche en “Puntha”, al filo de las tres de la madrugada recibieron orden de trasladarse a la posición denominada “Saroya”.

Una vez allí, reciben la orden de reconquistar una posición avanzada. El fuego era terrible: cruzaban las balas por todas partes y había que reconquistar la posición a pecho descubierto.

Nuestros muchachos no vacilaron sin embargo, y aun a sabiendas del tremendo riesgo que corrían allí se fueron derechos logrando conquistar la posición.

La orden estaba cumplida. Seis milicianos vascos penetraban en la avanzadilla en la que se mantuvieron firmes dando muestras de un coraje y valentía extraordinaria hasta que más tarde recibieron la orden de abandonarla.

Hemos omitido de intento la relación del detalle de la lucha.

No deja de ser interesante sin embargo la espontánea y sincera confesión que nos hacía uno de los milicianos cuando nos decía: En el fragor de la lucha y cuando más intenso era el tiroteo y mayor el peligro, venían a mi memoria las dos palabras de nuestro lema: Dios y Patria. Me encomendé a Dios y por la Patria seguí avanzando hasta cumplir el objetivo que se nos señalara.

Esta es la fe de nuestras milicias vascas: se acuerdan de Dios, pero ha de ser para encomendar su alma llevados de la fe que les asiste, han de ser para unírse a Él en una oración santa, oración que a nadie ofende. Es un acto íntimo de nuestra conciencia a que como tal es sagrado, como son sagrados para nosotros los actos de todos los demás que no piensen como nosotros.


A VISITAR A LOS HEROES DE “ZUMELZU”
Expresamos a Garay nuestro deseo de visitar a los héroes de “Zumelzu”, a los que según el FRENTE POPULAR forjaron la victoria del día anterior y enseguida se puso a nuestra disposición con otros lugares que también quisieron acompañarnos.

Cuando llegamos al blocao, grupos de milicianos tolosanos y donostiarras nos reciben llenos de alegría.

Los consabios “Kaxo motel” Zer modu”..., etc. y enseguida podemos observar la íntima camaradería que existe entre los de Acción y el Partido.

El heroismo los funde en un anhelo común de luchar por nuestras sacrosantas libertador. Juntos han soportado la terrible lluvia de metralla que el díaanterior han descargado sobre ellos la aviación y artillería.

Pero ni un momento de zozobra, nos dice Ugarte el valiente tolosarra jefe de los mendigoizales. Todos han permanecido firmes en sus puestos y si ha habido reconvenciones ha sido para contenerles, para que nos expusieran inútilmente al peligro de las balas enemigas.

Luchando con este espíritu, con este entusiasmo nada nos extraña que el FRENTE POPULAR diga que habéis sido los héroes de la jornada y forjadores del triunfo.


“PAJARRACOS” A LA VISTA
Cuando más entretenidos estábamos con los valientes defensores de “Zumelzu”, aparecen repentinamente en el horizonte los aeroplanos militares.

No dejó de ser interesante la visita pues así pudimos ver de cerca el temple de ánimo, el gran espíritu que anima a nuestra valiente muchachada.

Es preciso tomar las precauciones de rigor: inmediatamente se deshacen los grupos. Unos buscan los subterráneos construídos y otros se dirigen a las trincheras abiertas para buscar abrigo en ellas, pero todo ello se hace con una calma y serenidad extraordinaria. Diríase que los bravos mendigoizales se hallan familiarizados con los "pajarracos”.

Desde nuestras posiciones observamos las evoluciones de los aeroplanos. Parece que su objetivo es San Marcial y sobre dicho monte descargan su metralla.

Tres vueltas dieron sobre nuestras cabezas: esperábamos el momento en que también a nosotros nos obsequieran con unos “bombones”, pero pasaron de largo dejando para mejor ocasión el obsequio.


EL RELEVO.-LOS MILICIANOS DE SAN BARTOLOME
Poco tiempo después de esta interesante visita viene el relevo de aquellos bravos milicianos.

Son las milicias vascas de San Bartolomé de Donostia, las que vienen a llenar el hueco que han de dejar los que durante estos días se han cubierto de gloria al defender tan bravamente aquella posición.

Son también caras conocidas las que se presentan. Muchachos alegres, risueños. Inmediatamente se entabla una animada conversación entre los que se van y los que se quedan, conversación que muy a menudo se ve interrumpida por el silbido de las balas que nos mandan los “pacos” de la posición de enfrente.


EL BLOCAO CONVERTIDO EN SUCURSAL DE EUSKO GASTEDI
En aquellos momentos el blocao de “Zumelzu” más que una fortaleza parece la sucursal de “Eusko Gastedi” de Donostia y Tolosa.

El euskera fluye de todos los labios. Es la única lengua que escuchamos. No hay caras tristes. La alegría es la nota característica de la posición.

Indudablemente que las milicias vascas se están curtiendo en estas lides guerreras...


ESKUMIÑAK DONOSTIAN TA LOYOLAN GELDITU DIRAN ANAIEI
Antes de partir nos dirigimos a todos para ofrecernos y no quieren más que un saludo a sus hermanos que quedaron en los cuarteles de Donostia y Loyola.

Ondo gera la esan danai izparringiatik ta eskumiñak.

Han convivido unos momentos con sus lagunos mendigoizales y esos momentos han bastado para que se establezca entre ellos una hermandad tan grande como sincera.

Vuestra petición está cumplida: Zuen eskaera bedia dago.

ETART


EL “QUID” DE LA SUBLEVACION
España soportaba 850 generales

Son muchos los motivos –y ninguno decoroso- que han producido en España el hecho, sin ejemplo en el mundo, de que la casi totalidad del generalato se haya alzado, no ya contra el Gobierno, sino también contra la nación.

Pero hay uno que los condensa a todos; el que los pretorianos querían que España volviera a ser lo que era bajo la monarquía, un pueblo devorado por los altos jerarcas castrenses.

Esta afirmación no necesita argumentos probatorios. Con unos cuantos guarismos queda demostrada.

En la actualidad hay, o había antes del desmoche efectuado por las balas y por la “Gaceta”:
120 GENERALES.

De ellos,
24 DE DIVISION, 57 DE BRIGADA Y 39 DE CUERPOS ESPECIALES Y ASIMILADOS.

Pero en la primera reserva existen –o existían el 19 de julio,
14 GENERALES.

Y en la segunda reserva,
411 GENERALES.

De ellos, 31 TENIENTES GENERALES, 44 DE DIVISION Y 256 DE BRIGADA.

Y todavía figura en el “Anuario Militar” otra especie de generales, los honorificos, que son
319 GENERALES.

Todos ellos suman la cifra aterradora, inigualada proporcionalmente en ningún otro país, de
850 GENERALES

Para que esta cifra, en vez de disminuir –por obra de las reformas militares del señor Azaña- se mantuviera, y aun se acrecentara, asfixiando a España con una carga económica insoportable, se sublevaron los pretorianos, ayudados por March, por los obispos y por la plutocracia.


Un fraile con brazalete y carnet sindical
Y con dinerito cosido a las ropas

Un cabo y dos milicianos que prestaban servicio en la prisión de San Antón recibieron una denuncia contra determinado individuo. Previamente los citados milicianos detuvieron al denunciante por si la denuncia resultara falsa, en cuyo caso sería entregado a las autorirdades.

Practicadas gestiones, detuvieron a un individuo que vestía mono y llevaba un brazalete con los colores de la bandera nacional. Al manifestarle que quedaba detenido, presentó, para acreditar su personalidad, un carnet de la C. N. T. A pesar de ello fué detenido a la prisión de San Antón, donde se le puso en presencia del denunciante, al que se le hizo ver que su denuncia era falsa, toda vez que el detenido acreditaba, con su carnet, estar afiliado a una sindical.

El denunciante insistió en sus manifestaciones, añadiendo que el denunciado era un fraile de San Rafael. En vista de ello se le practicó un registro minucioso, descubriéndose que, cosidos en las ropas interiores, llevaba billetes del Banco de España por valor de 1.100 pesetas y varias medallas.

Acosado a preguntas, acabó por confesar que, en efecto, era un fraile del colegio de San Rafael.

Quedó detenido.


ASPIRACIONES LOGRADAS
La República, manantail de las libetrades y derechos de los pueblos

Euzkadi, el país vasco entero, cuando la Repúblic ha necesitado de sus servicios, se ha lanzado a cumplir con su deber poseído de un valor de verdadero patriotismo. Esta fracción del suelo español, integrada por gente tan activa como decidida, de genio emprendedor y de un gran espíritu evolutivo, constituye hoy uno de los más consistentes pilares de la República española. La defienden con sus vidas, porque saben que la República es libertad y la libertad es la base del progreso, y éste es el único vehículo de la paz y el bienestar de los pueblos civilizados.

Los reaccionarios, los que querían hacer de España un vasto lugar de perpetua explotación, los que sojuzgan todos los derechos del hombre, han atacado con gran vehemencia y combatido constantemente, por cuantos medios de difusión tenían a su alcance, el artículo 11.º de la Constitución, o sea, el que se refiere a la autonomía de las regiones. Impulsados por su autocrático espíritu, apoyaban sus “razones” en que las regiones que aspiraban el Estatuto eran separatistas y, por lo tanto, la concesión del mismo contribuía sobremanera a debilitar a España en todos los órdenes y su “fraccionamiento” conduciría a la nación a la ruina.

Todos conocemos la actitud del pueblo catalán, que fué en todo momento un serio problema para la fenecida monarquía, y que hoy se levanta el primero ofreciendo su sangre en defensa de la República al verla cobardemente atacada.

Que jamás Cataluña se sintió tan española lo ha demostrado su proceder al correr con tanto fervor a salvar a la España republicana del atentado que contra ella hicieron los traidores militares y políticos fariseos. Y al igual que hoy Cataluña en posesión de su autonomía, mañana Euzkadi, y las demás regiones que persiguen la implantación del citado régimen, apoyarán, como lo están haciendo ahora, con todo su esfuerzo al Gobierno de la República, porque saben que en él están encarnados los derechos y las libertades de los pueblos ibéricos.

* * *

Merítisma labor es la que están realizando los bravos mendigoizales, en unión de las milicias del Frente Popular de Azpeitia. Las milicias de los partidos vascos tienen instalado su cuartel general en la antigua residencia de los jesuítas, en el Santuario de Loyola. En este lúgubre edificio, cuyos espesos muros y frías losas sobrecogen el ánimo del visitante, hemos podido apreciar en uno de nuestros “paseos” informativos la férrea disciplina de los milicianos vascos, nacionalistas y elementos de izquierda y el elevado concepto que cada uno de ellos tiene de su misión.

Avezados y montaraces conocedores de la montaña, se deslian por el campo como el más astuto de los reptiles. Y si bien los “requetés” tienen fama de saber caminar con facilidad por nuestras montañas, estos leales milicianos han sabido demostrarles que en ese aspecto son tan buenos... o mejores. Cuando la zona de Azpeitia se vió amenazada por la presencia de los “requetés”, nuestro bravos mendigoizales se lanzaron al campo a la caza y captura de los facciosos, logrando en poco tiempo expulsar de aquel sector a los sbuesos de Santa Cruz.

Numerosas bajas causaron nuestros hombres al enemigo, y muchas posiciones que obraban en poder de los “requetés” pasaron a nuestro poder. Por lo que nos decidimos a destacar nuevamente la acción de los mendigoizales, pues estas posiciones, por su estrategia, suponían un verdadero peligro en manos del enemigo.

Los milicianos euskerikos no descansan cuando se proponen conseguir sus propósitos, y hoy los tenemos a la altura de Tolosa, dispuestos a descender por la montaña y adentrarse en las calles tolosarras, luchando con el pecho descubierto, si fuera preciso, con los que pretenden sumir a Guipúzcoa en la miseria.

* * *

Días pasados estuvimos en Azpeitia, y al regresar de Vidania, camino de San Sebastián, tuvimos ocasión de conversar con una animosa “cashera”, que, según nos explicó, desde hace muchos años acude al mercado que los sábados se celebra en Tolosa. Sabedora de que en estos momentos la antigua capital foral obra en poder de los rebeldes, nuestra interviuvada no temió a lo que pudiera sucederle y, como siempre, llegó a Tolosa, montando en el mercado su puesto de huevos, alubias, gallinas, etc., etc. Nos decía la sencilla “emakume” que su contrariedad por cuanto había visto en el pueblo de las boinas era grande. Asegura que en Tolosa no ha quedado ni un “real”; que hay más hambre que otra cosa y que para poder vender un kilo de vainas a cinco céntimos había que gritar más que León Salvador. La docena de huevos se vendía –o se pretendía vender- a 1,25, y un pollo no costaba arriba de una peseta. En “ahí” –nos decía la buena mujere- nadie anda con un “sus”. ¡Mira “usté” que en esos “presios” no poder vender!”

Si a las manifestaciones que nos hizo esta sencilla aldeana –a las que damos crédito, pues no creemos que engañándonos logre ningún fin- añadimos las que anteriormente y, con respecto a otras plazas en poder de los facciosos, nos han hecho personas que consiguieron escapar de las manos de los rebeldes, comprenderemos perfectamente cuán angustiosa es la situación de los traidores de España y lo cerca que está su definitiva derrota.

La España trabajadora, la única que puede honrar su dorado suelo, va a poder, ¡al fin!, depurar la corrompida atmósfera que durante tantos siglos destrozó sus pulmones y atrofió tantos cerebros, merced al sacrificio de sus verdaderos hijos. La bóveda celeste, cuajada de estrelas, nos anuncia una aurora de sol, libertad y justicia.


TODO CUANTO SE HAGA ES POCO POR LAS MILICIAS POPULARES

2006 Departamento de Cultura, Juventud y Deporte - Diputación Foral de Gipuzkoa
Logotipo Gipuzkoa.net. Pulsar para ir a la página de Gipuzkoa.net