gipuzkoakultura.net

Logo de la Diputación Foral de Gipuzkoa
Logotipo gipuzkoakultura
viernes 24 noviembre 2017
Gipuzkoa 1936

PUBLICIDAD recorte

FOTOGRAFÍAS

  • foto
  • foto

Domingo, 16 de agosto de 1936

Páginas:

FRENTE POPULAR
Redacción, Oficinas y Talleres: Garibay, 34.
Teléfonos: 14.621 y 14.634
San Sebastián, domingo, 16 de Agosto de 1936

ANO I
DIARIO DE LA REPUBLICA
NUMERO 21

PARA LIQUIDAR EL PASADO
NI SALDO DE CUENTAS NI ARMISTICIO: RENDICION

Empeñada la lucha en términos que no admite desfiguraciones ni paliativos, los rebeldes no pueden esperar más que este desenlace: rendición o derrota. Están equivocados si creen que la resistencia desesperada va a servirles para obtener un saldo de cuentas o conseguir un armisticio que les permita escapar a la justicia inexorable de la República.

Las condiciones de desmoralización en que se encuentran, el convencimiento que a estas horas tienen los caudillos más destacados de que su trágica empresa está definitivamente perdida, les hace quizá acariciar la esperanza de que una mediación eficaz podría salvarles todavía. Vana pretensión. Tendrán que morder el polvo del fracaso y pechar con las responsabilidades que el país ha de exigirles, aplicando la ley sin cotemplaciones ni evasivas.

España necesita liquidar de una vez para siempre esa hipoteca del militarismo insurgente, que heradara de la monarquía. En unas declaraciones a cierto periódico francés, el jefe del Estado ha definido certeramente el carácter de esta terrible contienda naciona: “La monarquía no murió en 1931; es ahora cuando verá vencida y enterrada definitivamente.” Se ha demostrado que los reaccionarios levantados en armas contra la República son incapaces para adaptarse a un régimen de democracia y de libertad. Está visto que aquellas fuerzas, amparadas en sus privilegios, no supieron comprender el alcance de las reformas de carácter político y social emprendidas por el nuevo régimen. Trataban las derechas de restaurar formas del viejo despotismo para dominar a la mayoría de los españoles, que repetidamente se había manifesado por un sistema de nítida significación popular.

A todos se les brindó ocasión para servir a la República, acatarla lealmente y contribuir al engrandecimiento del país. Aquél sí que era un armisticio leal y una invitación a la convivencia. Lo rechazaron con soberbia inaudita, y desde el día siguiente de la proclamación del régimen comenzaron a torpedearle, unas veces disparando contra la Constitución, otras contra el Parlamento; destando más tarde la sublevación franca y criminal, hata desembocar en esta magna agresión, que ya no va contra la República, sino contra la patria, porque de ella saldrá España arruinada y debilitada.

Ahora hemos visto reunidas las facciones carlistas, el clericalismo montaraz, el capitalismo fascista, con los militares desleales que no tuvieron inconveniente en tomar las armas contra el Poder público al servicio de unos intereses que rechazaban las legítimas conquistas del pueblo y anhelaban hundirlo de nuevo en la miseria y la tiranía. Semejante conducta, aparte de las sanciones individuales y de aquellas que en el curso de la lucha ha de infligirles el verdadero ejérctio del pueblo, debe tener, la tendrá sin duda, una sanción política de carácter histórico que no podrá eludirse, porque las masas populares la están marcando sobre el suelo español con su sangre generosa.

La democracia que salga de esta guerra ha de ser tan efectiva e intangible, que bien puede decirse que no podrá ser destruída jamás. La insurrección militar de ahora es el ocaso de las oligarquías. Lo saben ellas, y ya se debaten aterradas ante el porvenir, convencidas de que aquello que en un principio parecía ser sueño de teorizantes va a convertirse en una realidad mantenida con tesón y fortaleza ejemplares. La República no fué forjada hace cinco años, sino en estas semanas angustiosas, durante las cuales el Frente Popular y sus colaboradores han conquistado el derecho a establecer las bases sociales y políticas de una democracia auténtica.

El origen de la subversión hay que buscarlo en el horror que desde el primer día sintieron los reaccionarios españoles y sus agentes ante los principios de libertad política y de justicia social que consagra nuestro régimen constitucional. Ahí está el antídoto del antifascismo. Por eso la ley dorsal de la República, llevada a sus últimas consecuencias, con arreglo al criterio revolucionario que hubo de inspirarla, acertará a liquidar todo el pasado oprobioso que se ha dado cita en este alzamiento criminal y fundar sobre la victoria del pueblo la verdadera República, ideal de la mayoría de los españoles.

No esperen, pues, otra cosa los traidores. Con esa decisión luchan el Gobierno y el pueblo, y juntos harán que brille sobre el suelo español la luz plena de sus libertades.


En los frentes de combate
Ayer hubo fuerte lucha en el sector Norte, causándose al enemigo grandes bajas

ZONA SUR
En esta parte del frente hubo la relativa tranquilidad de los pasados días y la actividad registrada estuvo de parte de nuestras fuerzas.

En la vanguardia se realizaron algunas incursiones con éxito, siendo detenidos varios requetés enemigos a los que se sorprendió por nuestras miliicas y de los que se han obtenido interesantes informaciones sobre los movimientos del enemigo.

Por otra parte las fuerzas de retaguardia prosiguieron con toda actividad sus trabajos, consolidando posiciones que habrán de ser base de futuras operaciones y que constituyen un gran valladar para todo propósito de sorpresa enemiga.


ZONA NORTE
En la parte de Oyarzun y Rentería dió el enemigo escasas muestras de actividad, salvo ligeros paqueos que fueron debidamente contestados, produciéndose al enemigo bajas vistas.

En la parte norte de este sector, hubo desde las primeras horas de la mañana mucho movimiento.
Las baterías de Guadalupe y de San Marcos, especialmente la primera actuaron con bastante intensidad, haciendo impactos muy precisos sobre núcleos rebeldes en los cuales causó enorme desmoralización y numerosas bajas.

Durante gran parte de la mañana, y en las primeras horas de la tarde, continuó la lucha dura con intenso tiroteo, intentando el enemigo movimientos que daban ocasión a nuestras milicias y artillería a producirles muchas bajas.

La fuerte tormenta que descargó sobre la zona norte de Guipúzcoa en las últimas horas de la tarde, acompañada de lluvia torrencial, puso un paréntesis en la lucha, paréntesis que por prolongarse hasta las últimas horas, ya no fué roto, cesando las hostiliades, que seguramente serán reanudadas en las primeras horas de hoy por parte de nuestras fuerzas leales y milicias con movimientos tendentes a la consecución de objetivos importantes.

Por nuestra parte no hemos tenido que lamentar casi bajas, y desde luego las que tuvimos fueron de heridos, solamente.

El enemigo, por el contrario, sufrió como ya dejamos dicho daños enormes por la acción de nuestra artillería y fusileros.


El general Ardanaz detenido

Noticias de Barcelona dicen que por las milicias de Tárraga ha sido detenido en dicho pueblo el general de la reserva Felipe Ardanaz.

Trasladado a la división de Barcelona se le tomo declaración y se le sometió a un registro minucioso, hallándosele en su poder documentos de importancia.


LAS ZONAS DE LUCHA
LA SITUACION DE LOS FRENTES EN ARAGON, EN EL SUR, CENTRO Y ASTURIAS

Frente sur
Los avances obtenidos por las fuerzas leales en el sector Sur, han sido notables y de gran importancia para próximo y definitivos exitos, en las provincias andaluzas que aún controlaban los rebeldes.

En las costas del Sur, se prometía Franco variaciones de importancia en su favor. Por creerlo así o bien siguiendo su táctica de ganar sobre el papel batallas que no consiguen sus fuerzas, decía hace pocos días que la toma de Málaga por los rebeldes era cuestión de horas.

Pues bien. En la tarde de ayer, nuestras baterías han barrido con su fuego a los cañones y núcleos rebeldes que se hacían fuertes más allá de La Línea de la Concepción, y adentro de la provincia de Cádiz y junto a la desmantelada Algeciras, reducida a inutilidad por los fuegos de nuestra escuadra. Así que no solo no avanzó el jefe rebelde en tierras malagueñas, según se prometía en un descarado optimismo, sino qu sigue encerrado en la provincia de Cádiz, donde cada día que pasa es muy difícil su situación. Esto no lo decimos nosotros. Lo dice, sin género de dudas, esa reunión de generales celebrada en la capital gaditana y de la cual sale la confesión de que las fuerzas rebeldes se encuentran en un estado depresivo e insostenible para la lucha.

Málaga sigue por tanto firme y leal y le sobran fuerzas y medios para irradiar nuestra acción sobre las provincias de Granada y Córdoba, cerrando cada vez más el cerco de fuego y hierro a que están sometidos en esas capitales los rebeldes.

En Granada, basta echar una ojeada al mapa para comprobar esta verdad, terrible para los facciosos.

Después de ser conquistada Loja, las fuerzas leales que así dominaban la vega granadina han avanzado rápidamente y sus vanguardias están en los límites de Santa Fe. Y la historia se repite. Así como Isabel de Castilla sentó en ese pueblo, que de aquella ocasión tomó su nombre actual, su cuartel general, avizorando la Granada mora que pronto había de ser dominada, las fuerzas leales, fuertes e invencibles tienen allí sus posiciones y esperan el momento de la acción convergente con otras fuerzas, para acabar con la rebelión granadina. Esto por el suroeste, que es por donde avanzan las columnas malagueñas.

Por el Este, la situación no es mejor. Guadix, que corta toda comunicación con Granada, había no obstante esa situación favorable, de vigilar y cuidar algunos focos rebeldes que tenían a sus espaldas. Eran estos Huescar y Puebla de Don Fadrique, que ya dejaron de ser peligro al conquistar esas poblaciones las columnas que avanzaron procedentes de Murcia. Estas fuerzas, limpiando otros pequeños focos rebeldes, están próximas a unirse con las de Guadix, que ya dominan varios pueblos entre Guadix y Granada. Así los rebeldes de esta ciudad, no pueden esperar ya auxilio ninguno que les llegue de esta zona.

Tampoco pueden contar con el que esperaran de la parte Norte. Las columnas que bajan de Jaén y en las que forman milicias de mineros de Linares y de La Carolina, con fuertes grupos dinamiteros, han rebasado Iznalloz, hace varios días.

Estaban por tanto los rebeldes de Granada encerrados en un triángulo cuyos vértices eran importantes posiciones avanzadas más adelante de Iznalloz y Guadix y delante de Santa Fe.

En situación tan difícil, una sola esperanza podía quedar a los rebeldes. El abrigo de Sierra Nevada y mas alla de sus cumbres, rumbo al Sur, por la Alpujarra, la posibilidad de abrise una ruta hacia el mar. ¡Ilusión vana!

Las columnas desembarcadas en Motril en un avance muy brillante han conquistado y sobrepasado Orgiva (viejo feudo del cacique Natalio Rivas) y se adentran ya por los pueblos de la Alpujarra, al mismo tiempo que otra columna procedente de Almería y en la que también van dinamiteros expertos de los cotos Alquife y Marquesado avanza por el sureste. Unos kilómetros más de avance y bajo los fuegos de los cañones de esas columnas quedara Granada y principalmente el aeródromo de Armilla, con lo cual ya no resta a los jefes rebeldes ni el recurso de la huída, que tan fácilmente practican abandonando a los que compremetieron.

En Córdoba, dominado Montoro y El Carpio, las avanzadas leales llegan muy cerca de Alcolea y el fuego de cañón llega hasta la capital, bloqueada por el Este. Por el Sureste, también le cierran el camino los leales que hace varios días se apoderaron de Baena avanzando sobre Castro del Río y dominando toda esa parte de la provincia. Por el Sur circulan los trenes leales hasta Montilla y la acción de nuestras fuerzas sobrepasa, por tanto, en bastante radio esta población. Quedaban por el Norte, algunas esperanzas a los rebeldes, no tanto porque su situación no sea apurada, sino porque nuestras fuerzs que actúan por aquella parte habían de atender al frente de la capital cordobesa y no descuidar focos rebeldes de pueblos importantes que estaban a su espalda. Eran los principales Belalcazar e Hinojosa del Duque, poblaciones muy importantes, en las que resistían guardias civiles y fascistas sublevados que, una vez dominados dejan de distraer a nuestras fuerzas y les permitirán unirse rápidamente con las que actúan en los frentes de Córdoba.

Por otra parte, dentro de la capital, tienen los rebeles el enemigo en la población de los barrios obreros que siguen luchando denodadamente en defensa de la legalidad republicana.

El auxilio que los cordobeses pudieran esperar de Sevilla es también ilusorio. Porque estando en posesión de nuestras fuerzas importantes poblaciones del Norte de esa provincia, no hay manera posible de que los rebeldes de Ciriaco Cascajo, el jefe de Córdoba y los de Queipo de Llano, siniestro bufón que cree gobernar Sevilla, puedan unirse.

En el frente de Extremadura nuestras fuerzas avanzan sobre Navalmoral de la Mata y Don Benito, para dominar pronto Medellín, al Norte de Mérida.

En cuanto se refiere a Badajoz, que según las radios facciosas estaba en poder de los rebeldes, sigue siendo fuerte de la legalidad, no sólo en la capital sino en todos los pueblos del contorno. Y en Cáceres nuestras columnas volantes van reduciendo los aislados focos enemigos que en la misma se habían hecho fuertes.


Zona centro

No ofrece variación muy grande en profundidad aunque sí en posesión de lugares estratégicos de gran importancia para nuestras fuerzas. En los altos de las sierras de Guadarrama y Somosierra, están las fuerzas lelaes que tienen bajo sus fuegos las posiciones enemigas y con la acción diaria de la aviación desmoralizan continuamente al enemigo hiriéndole en sus centros vitales de comunicación y de aprovisionamiento, situados en las retaguardias.

Por el Nordeste se ha avanzado hasta Paredes y por el Noreste se ha tomado Navalmoral de la Sierra, al Sur de Avila y punto muy cercano a esta población.

Un hecho bien elocuente de la inferioridad en que se encuentra el enemigo en esta zona es el que parte de la columna Mangada, que opera en este sector, ha marchado a Madrid, donde ha desfilado en la tarde de hoy en medio de ovaciones delirantes del pueblo madrileño.

En tierras de Guadalajara siguen nuestras fuerzas, al mando del comandante Martínez de Aragón, avanzando más allá de Sigüenza, consolidando posiciones, y en espera de la acción conjunta a realizar sobre el frente aragonés cuando este sea atacado a fondo por las fuerzas procedentes de Cataluña y de Valencia.


Frente aragonés

Atendiéndose primeramente a encerrar a los rebeldes en Zaragoza, no se había efectuado acción violenta sobre los rebeldes de Teruel. Ha sido encomendada esta labor a las columnas procedentes de Valencia, que han iniciado sus avances con positivos éxitos.

Entrando en Teruel por los límites de esta provincia con los de Castellón y al mismo tiempo por la parte de Valencia, ha sido conquistada Mora de Rubielos, importante población unida por carretera principal al ferrocarril Central de Aragón y muy inmediata a la línea minera del ferrocarril de Ojos Negros. Con lo cual, se avanza rápidamente sobre Teruel, que por sus medios combativos no podrá ofrece una gran resistencia.

En Zaragoza, las columnas leales que rebasaron Pina y Fuentes de Ebro, han entrado hoy en Alfajarín, lo que supone un avance de muy cerca de doce kilómetros de nuestras líneas ofensivas sobre Zaragoza.

Nuestra aviación, que sigue operando constantemente sobre este foco rebelde, y la situación de éstos dentro de la ciudad, permite esperar una pronta rendición que se quiere conseguir para evitar derramamiento de sangre. Pero si la pertinencia rebelde continuara, no habían de pasar muchos días sin ir a un asalto general, cuyos detalles están perfectamente planeados, atacándose al enemigo por tierra y aire, conjuntamente, por las numerosas y aguerridas fuezas que se tienen en ese sector, sin que los rebeldes puedan esperar auxilio alguno de otros focos rebeldes aragoneses, que están ya presionados por las fuerzas leales que suben desde la zona valenciana y de Guadalajara, amenazando algunas de ellas la provincia de Soria, pues se encuentran desde hace días en las puertas de Almazán.


Zona Norte

Del aspecto de la lucha en este sector, las noticias más interesantes corresponden a la provincia asturiana. Hace dos días, las radios facciosas propagaron, alegremente,

(Continúa en la cuarta plana)


San Sebastián libertada

Cuando el pueblo se halló de pronto desarmado frente a la traición inaudita cualquiera creería que había de limitar su acción a unos lamentos transitoriso a la resignacion. Peno nó. Rápidamente, consciente de que peligraba su vida o su libertad, que vale tanto como la vida, levantó el puño cerrado en alto y se lanzó a la lucha.

Claro que en esta época en que al perfeccionamiento de las armas mortíferas llega a lo hiperbólico, el puño, el puño solo, no bastaba. Había que armarlo. Y sin embargo, ante aquella unanimidad de puños en alto, ya se podía afirmar que el pueblo estaba dispuesto a todo antes que a consentir que loa vasallasen unos militares cobardes y unos fascistas indignos de llamarse hombres.

Aquí, en San Sebastián, la indecisión de los primeros momentos hubo de costarnos cara. Está en la conciencia del pueblo que hubo, también actitudes turbias, actitudes significativas, en aquel ambiente de cabildeos en que ya flotaba la traición.

¡Ah! Nunca se le agradecerá bastante a las organizaciones proletarias lo que han hecho y siguen haciendo para que los facciosos no lo arrasaran todo.

Es que la indignación desbordaba, la sangre ardía y cada corazón era una bomba. Solo así se explcia que, aún teniendo que improvisarlo todo, defensa primero y ataque enseguida, pudiesen barrer de la ciudad en pocos días a los soldados sin honro en maridaje truhanesco con los fascistoides sin alma.

Madítese bien: la sedición militar pleneada de largo tiempo, con todos los pertrechos de guerra y apoyada por unos fascinerosos emboscados y capaces de todo, con armas y sin escrúpulos, lobos y hienas con figura humana... Y frente a ese satánico contubernio ¡el pueblo indefenso, pero dispuesto y decidido a sostener la consigna: no pasarán!

De un pueblo así se puede decir bien alto que está maduro para la libertad. Merece ser libre y lo será.


VANDALOS
Por conducto de los que logran evadirse del campo faccioso, sabemos como logran apenas evitar la desbandada de los soldados, que saben o presienten que fueron engañados. Sabemos los métodos de terror sistemático que emplean no solo para azuzar a sus hordas, si no para espantar a las poblaciones civiles. Es tal su condición que nada respetan. Se parapetan y atacan desde los templos en que dicen rendir culto a un Dios. ¡Farsantes! Ametrallan a la Cruz Roja para impedir la humanitaria misión de médicos y enfermeras. ¡Sanguinarios! Ellos que retroceden en las líneas de fuego donde hay hombres dispuestos a batirse, hacen incursiones aéreas para bombardear a las poblaciones civiles y matar a sus mujeres y niños. ¡Cobardes! Pero es más: escojen como blanco de sus artefactos mortíferos los hospitales de sangre de la ciudad! Más aún: llevaron su saña a ametrallar el cementerio apra que no se pudiera dar sepultura a los cadáveres! No se conforman con matar: quieren recrearse en la putrefacción de sus víctimas. Hienas y jabalíes. quieren refocilar el hocico inmundo en la carroña.

Nada respetan esas fieras. Felizmente, ya retroceden ante el empuje de los milicianos del pueblo y pronto volverán a las cavernas, esta vez para siempre.


TRANCEDENCIA DE LA LUCHA
De todos los pueblos de la tierra que pueden manifestar libremente su voluntad, nos llegan alientos para continuar hasta el fin esta lucha a que nos precipitó la vesanía de unos seres que se dicen españoles y patriotas y no son más que huestes mercenarias de la empresa fascistas, que querái hincar sus tentáculos en la península. Alientos y solidaridad material, hombres. Esos pueblos viven pendientes de nuestra formidable gesta, por que tienen la sensación de que en esta lucha se define el inmediato porvenir de Europa. Guerra civil si queréis, pero mundial por su trascendencia. Esto no lo saben nuestros bravos, que solo creen castigar la canallada de una clase que quería sojuzgarnos. Por eso su gesto es más grande.


AMOR Y LIBERTAD
La visión dantesca que esos vándalos nos hacen evocar, estereotipa el horror en las pupilas de las mujeres del pueblo. Por eso no asoma siquiera el egoísmo explicable de las madres, hermanas y novias que en otra clase de conflictos tratarían de retener a sus hombres.

No los mandan, pero encuentran natural las que no sienten orgullo de que vayan y contribuyan al acorralamiento de las fieras. Algunas jóvenes van también ellas al frente. Ya en la reconquista de la ciudad las hemos visto actuar. Entre otras, recuerdo una joven del barrio de Gros que, revólver en mano, iba a la par de su novio y de otros compañeros que afrontaron todos los peligros. Se podría creer que era un caso vulgar de exhibicionismo, una vanidad más... No. Me dieron referencias y la miré con respeto y admiración. Pertenecía a una familia de proletarios perseguidos por su entereza en las luchas sindicales. Y al estallar la intentona reaccionaria, ocuparon su puesto. Sencillamente, con naturalidad y convicción. Eran tres hermanos, dos varones y una hembra, varonil también, aunque sin perder la femenidad. Uno de los hermanos cayó para siempre, creo que en la toma del Casino. He visto a su padre llorarlo con un llanto de orgullo, como se llora a los héroes de una causa santa. El otro hermano ha de seguir en su puesto, esi no visitó alguna bala. A la joven la he visto hoy: serena, valiente, más fuerte que su dolor.

Y yo veo en esta familia un símbolo de amor y libertad, frente al egoísmo de los pretorianos que querían sumirnos en la más vil de las esclavitudes.


UN APRENDIZAJE
¿He dicho yo que en la ciudad rescatada a la barbarie se desenvuelven normalmente todas las actividades necesarias en las actuales circunstancias? ¿He dicho yo que todo está previsto, desde el orden y la defensa general hasta el completo aprovisionamiento de la población y de los milicianos, que tienen a raya a los feroces requetés? Un momento.

Yo he presenciado ayer, en San Sebastián, un encarnizado combate. Un combate en las barricadas. Sí, señor. Era en los rellenos de la playa de Gros. Hasta una veintena de chicuelos, divididos en dos bandos, eran los combatientes. Unos desde una trinchera abierta en la arnea y otros tras de una barricada perfectamente construída. Piedras van y piedras vienen. Algunos chicuelos cuando salían de sus parapetos para luchar a campo abierto, usaban unas latas a modo de escudo para protegerse de los proyectiles.

Si hiciéramos un paralelo entre la característica del juego de los niños de ayer y de hoy, veríamos que esto que me entretiene no es cosa baladí. Antes jugaban a los soldaditos, que es como jugar al ejército, al figurín galoneado, a la conquista, al imperialismo... Hoy juegan a las barricadas, que es como si dijéramos a la rebeldía. Hoy los niños nos dicen, levantando el puño cerrado:
-¡Salud, camarada!

Los bárbaros de hoy encontraron una juventud proletaria dispuesta a todo antes que someterse. Los de mañana, si algunos quedasen, no encontrarán ni un solo soldado que obedezca las órdenes de ningún generalote, si no es para defender los derechos del trabajador y de la humanidad.

Que vengan, que vengan los bárbaros.
-¡No pasarán!- Gritan hombres, mujeres y niños.

No se puede sojuzgar a un pueblo que está dispuesto a continuar en la brecha hasta su completa liberación.

M. VAZQUEZ PEDROUZO


EUSTAQUIO PRIOR MARCO

Ha fallecido en la madrugada de hoy, este querido compañero al servicio de la República.

Se ruega a todos acudan a la conducción del cadáver que se verificará esta tarde a las cuatro y media, desde Eguía, 34.


2006 Departamento de Cultura, Juventud y Deporte - Diputación Foral de Gipuzkoa
Logotipo Gipuzkoa.net. Pulsar para ir a la página de Gipuzkoa.net