gipuzkoakultura.net

Logo de la Diputación Foral de Gipuzkoa
Logotipo gipuzkoakultura
viernes 17 noviembre 2017
Gipuzkoa 1936

PUBLICIDAD recorte

FOTOGRAFÍAS

  • foto
  • foto

UNA NOTICIA DEL DÍA


COMISARIA DE FINANZAS

Miércoles, 26 de agosto de 1936

Páginas:

Redacción, Oficinas y Talleres
GARIBAY, 34

FRENTE POPULAR
DIARIO DE LA REPUBLICA

Teléfonos: 14.621 y 14.643
San Sebastián, 26 de Agosto de 1936


La intensa actividad de la aviación leal en todos los frentes desmoraliza al enemigo


AL MARGEN DE LA LUCHA
El hotel Ezcurra convertido en hogar de los hijos de los milicianos

Medio centenar de niños son atendidos por el Comité Pro-infancia obrera. Lo que puede hacerse en ocho días. Seis huerfanitos y un “Benjamín”

Días pasados lanzamos desde estas columnas la idea de instalar en San Sebastián una Guardería u Hogar infantil al igual de los creados en otras capitales. Guiaba nuestro propósito al atender a las necesidades más urgentes en las familias de los milicianos y hacer que los niños no echasen de menos los cuidados a que en sus casas estaban acostumbrados.

Fueron muchas las personas y entidades –entre ellas las Federación Escolar Guipuzcoana- que se acercaron a nuestra Redacción en demanda de detalles precisos, ofreciendo su desinteresada colaboración.

Pero nuestro propósito, y en tanto duran las circunstancias actuales, habrá de ser demorado hasta el momento oportuno. El Hogar-escuela que propugnábamos tendrá su realización, ya que los elementos precisos, al servicio de buenas voluntades, no han de faltar.

En nuestras gestiones para el desenvolvimiento de aquella idea hemos tenido la satisfacción de ponernos en contacto con una institución casi similar a la que habíamos imaginado y que viene funcionando hace años –desde el movimiento de octubre de 1934- cumpliendo perfectamente su finalidad humanitaria. Se trata del Comité pro Infancia obrera, que en nuestra provincia representa, en sus distintas filiales al Comité nacional que preside en Madrid doña Isabel de Palencia.

Ayer visitamos el Comité local, que se ha instalado convenientemente en el Hotel Ezcurra.

En el “hall” y salones de la planta baja del inmueble vimos hasta medio centenar de chiquillas y chiquillos correteando animadamente unos y entretenidos en diversos juegos otros.

Nos acompañó en la visita la camarada tesorera, quien, en unión de sus compañeras de Directiva nos fué asesorando sobre la marcha de la institución.

Hacía tan sólo ocho días que se instaló el Comité en el referido Hotel y ya por todas partes se veían muestras de la actividad por unas beneméritas donostiarras que, al margen de la lucha, se han preocupado por que nada falte a los hijos de quienes están en el campo defendiendo la libertad y la ciudadanía.

En una de las habitaciones convertida en costurero, varias muchachas confeccionaban vestiditos para los niños. Otras, en los pisos superiores, arreglaban los dormitorios de los pequeños huéspedes; en las cocinas hervían las cazuelas con la sana y abundante comida; otras, en fin, lavaban a los “pupilos” para que pasasen al comedor.

A él fuimos nosotros con toda la alegre chiquillería. Las cinco señoritas que componen la Junta se desvivían por servir y atender a los pequeños, que más que comer “devoraban” con un apetito de verdaderos caníbales.

Todo era bullicio en el severo comedor donde los vestiditos de los “peques” ponían una nota de alegre color. Pero no todos los comensales reían: seis niñas, no lo suficientemente niñas para no darme cuenta de la tragedia comían en silencio, con un rictus de tristeza en sus menudas caritas.

-Sus padres cayeron en el frente –nos dice conmovida, una de las señoritas que nos acompañaban-; por eso, para ellas, es todo nuestro cariño.

Nos llama la atención un “bebé” morenito y despierto, a quien, por “razones de la edad”, se sirve un menú especial.

-Es el “benjamín” de la casa –nos dicen. Aunque están limitados los años –de tres a catorce- para tener cabida en la Institución, las circunstancias especiales que concurrían en este niño han hecho que lo admitiésemos.

Ya hilvanada la charla, vamos enterándonos de cómo funciona el Comité pro Infancia obrera.

-Tenemos-va diciendo la señorita tesorera-Comités locales en Eibar, Hernani, Tolosa, Irún y Rentería, que comenzaron a funcionar activamente a raíz del movimiento de Asturias, haciéndose cargo de algunos huérfanos de mineros, algunos de los cuales aún están entre nosotros. Hoy, en este Hotel, trabajamos las cinco compañeras que componemos la Junta, más unas diez personas más que voluntariamente se han ofrecido para los múltiples quehaceres.

El régimen a que están sometidos los niños es, dentro de la vigilancia propia de su edad, el de la más completa libertad. Por ahora, se les deja que se dediquen a sus juegos durante todo el día.

Se levantan alrededor de las ocho de la mañana, desayunan café con leche. A las doce y media comen un par de platos y postre. Meriendan café con leche o fruta, y para las ocho, después de cenar, están ya todos acostados. Junto a ellos, para atenderles en todo moemnto, vigilan algunas señoritas de las que componen el Comité.

La salud de los niños es, hasta ahora, excelente, estando bajo el control médico de los doctores San Emeterio y Maceo.

Ibamos a dar por terminada nuestra visita al Hotel Ezcurra, y deseábamos estampar en estas columnas los nombres de las beneméritas señoritas que integran el Comité local por Infnacia obrera. Su labor humanitaria, su alto ejemplo de amor al niño bien merecía la publicidad; mas ellas se han negado en redondo. No conceden mérito extraordinario a lo que estiman cumplimiento de un deber. Y esto les honra.

Queden, pues, en el anónimo, esos nombres; pero airee la publicidad el valor de su obra a la que todos los buenos ciudadanos están obligados a prestar carlor y apoyo.

Y ahora para terminar, el cronista quiere, “motu propio”, hacer un llamamiento a los donostiarras y especialmente a los dueños de jugueterías y librerías. ¿No será gesto hermoso hacer llegar a los huérfanos e hijos de milicianos que hoy viven en el Hotel Ezcurra algunos libros y juguetes?

Por nuestra parte, y dentro de nuestra modestia, hemos iniciado el ejemplo.


TODO CUANTO SE HAGA ES POCO POR LAS MILICIAS POPULARES


GALERIA DE TRAIDORES
RICO AVELLO, EL AMBICIOSO TARDIO

¿También Rico Avello mezclado en el complot contra la República y el pueblo? También. Este chupatintas obscuro, que, desde que se instauró la República, ha pasado por tantos y tan increíbles avatares, es la quintaesencia de la mediocridad palurda. Es el hombre que, de pronto, ve abrírsele un mundo de magia, y cuando ya curado del deslumbramiento toma por cierto lo fantástico, se encuentra restituído para siempre jamás a su primitiva condición de innominado.

En ese tragicómico despertar se le brinda un albur de reconquista y lo acepta a la desesperada. ¿Hay que apuñalar al Estado que lo elevó a cumbres inimaginadas? ¿Hay que organizar el asesinato de las masas que, con irreflexiva generosidad, lo empujaron a la escena política? Rico Avello no vacila y se enrola en la conjuración. Al cabo, todos los conspiradores son amigos y consocios del segundo bienio, Paraíso perdido que podría reaparecer si los pretorianos vencían. Franco y Mola necesitarían, como Primo de Rivera, amanuenses y domésticos de paisano...

Rico Avello no pensaría en un final de catástrofe. Ni siquiera en que una madrugada la Policía y los milicianos lo levantarían de la cama, cogerían de su despacho la correspondencia cambiada entre él y Gil Robles y lo aposentarían en la Cárcel Modelo, quién sabe si para dar al fin con sus huesos en una colonia penitenciaria de la Guinea...

El drama –un poco para reír- de Rico Avello es el del ambicioso tardío. Ya cincuentón, lo eligieron diputado a las Constituyentes. Se lo habrían dicho un año antes y no lo habría creído. El había realizado ya todas sus aspiraciones con haber sido diputado provincial melquiadista en su tierra astur. El rábula ascendía a personaje. Sus coterráneos hacían mofa de él. Negro como un tizón, con cara de moro renegado e indumentaria de cesante de zarzuela, Rico Avello pasaba sudores de muerte cada vez que un conflicto social le colocaba entre la espalda y la pared de los patronos carboneros, que le daban de comer. El, pusilánime y retorcido, no quería cuestiones. Para estar a bien con todos, perdió la amistad -¡con lo que le había costado conseguirla!- de don Melquíades...

Pero el advenimiento de la República le deparó una ocasión inopinada para lisonjear a los socialistas. Todos los días encontraba modo de llegarse hasta el Sindicato Minero para hacer saber a sus dirigentes que él era un simpatizante. Amador Fernández, con su azorante sonrisa y su mirada viva, penetrante como un taladro, paralizaba su verbosidad empalagosa. Pero no se sabe cómo encontró quienes lo metieran en una candidatura vagamente izquierdista. Tuvieron que inventar para ello un partido federal. Y Rico Avello vino a Madrid con sus canas rizosas, sus pantalones cortos y con una ambición desaforada. De primera intención, cambió de casaca y se incorporó a la minoría de los intelectuales con hipertrofia de masa encefálica, que, por peregrino contraste y ante la sorda cólera de su jefe, se convirtió en un haz de caciques pardillos. Iranzo, el granadino Santacruz, ¡Rico Avello!, Suárez Uriarte, aquel leonés contrahecho, que iba para filántropo, como su suegro, y acabó en subsecretario de Lerroux...

Rico Avello hablaba poco, y trabucándose, en el hemiciclo. En los pasillos sólo se explayaba ante los corros de lerrouxistas e ignacianos; pero también metía baza, en tono petulante, en las tertulias gubernamentales. Amador Fernández, al verlo, le lanzaba, a paso de banderillas, una frase burlona. Pero Rico Avello alcanzó la Dirección General de Minas. “Por algo se empieza”, le dijo, con envidia, su paisano y ex coreligionario Alvarez Valdes, sin soñar que a él le harían ministro. Entretanto, el ex secretario de la Patronal asturiana cultivaba amistades más influyentes. Don Niceto lo recibía continuamente en Palacio y le abría él mismo la puerta de su piso, como a Centeno, el compadre de las tres soluciones. De aquellas sobremesas nicetistas salió Rico Avello facturado para el ministerio de la Gobernación. “Este hombre –ceceaba don Niceto- nos tarerá la Cámara que necesitamos”...

El Thiers de Priego se equivocó, para no quebrantar su costumbre. Rico Avello hizo un Parlamento a la horma de Gil Robles y de Lerroux, y apenas pudo salvar del diluvio electoral a media docena de alcalazamoristas. El propio Rico se quedó sin acta, caso único en la historia de los “encasillados” de la Puerta del Sol. Pero a poco lo mandaron de alto comisario a Marruecos. Gran sueldo, magnífico uniforme, espléndidas perspectivas turísticas. ¿Competencia? Nadie se la exigió. Sólo le pedían que dejara hacer a los generales y a los coroneles, que en octubre de 1934 asesinaron y torturaron a los obreros, que cándidamente le habían dado el voto en las elecciones constituyentes.

En Marruecos trabó Rico contacto con March, y éste quedó tan agradecido a sus favores, que lo recomendó, en 1936, a Portela, como rector de las finanzas españolas -¡había que hacer pagar al Estado los millones de indemnización a los Petróleos Porto Pi!- y le costó después el acta de diputado por Murcia, en los comicios del 16 de febrero. El porvenir se presentaba radiante. En el próximo Gobierno marchista tendría la cartera que le plugiese. Había colocado a toda su parentela. A un hermano, de director de Aduanas –con la vista fija en los negocios de contrabando del Mecenas-; a otro, en Hacienda; a primos, cuñados y deudos, en diferentes departamentos. ¡Ya podía ahora hacer chacota de él Amador Fernández!

La caída fué como un terremoto. Y en ese momento, una cita secreta, una paráfrasis de las palabras de Lady Macbeth y Rico Avello da un salto en el vacío y cae en una celda de la Moncloa...


ESPANA DESDE EL EXTRANJERO
Ahora se comprueba que el “Kamerun” está desembarcando municiones en Lisboa

El incidente hispano-británico está terminado. Los informadores facciosos han fusilado también a Jacinto Benavente

EL KAMERUN ESTA DESCARGANDO MUNICIONES EN LISBOA
Londres. – “El Nevvs Chronicle” dice que están sorprendidos en Génova de no haber visto llegar al Kamerun que era esperado estos días.

El periódico inglés añade que según sus informaciones de buen origen el Kamerun está descargando ahora 800 toneladas de municiones en el puerto de Lisboa.


LA ODISEA DEL “CAMPERO”
Casablanca. – He aquí el texto de un telegrama dirigido al Frente Popular de Casablanca:

“Burlando la vigilancia establecida por los facciosos de las dos costas del Estrecho de Gibraltar, el navío “Campero” ha atravesado el Estrecho sin novedad y ha llegado a Alicante a las ocho de la mañana dirigido por don Francisco Vega, comunista delegado del Gobierno legal. Viva la República democrática. Os slaudo”.


EL INCIDENTE HISPANO BRITANICO SOBRE EL “CODRINGTON” HA TERMINADO
Londres. – El contratorpedero británico “Codrington” encontró en alta mar al crucero “Miguel de Cervantes” que había detenido fuera de la aguas españolas al “Gibel-Zerjon”.

El capitán del “Condrington” subió a bordo del “Miguel de Cervantes” cuyo capitán le prestó sus excusas.

Los tres vapores continuaron sus rutas correspondientes sin más obstáculo.

Con esto se ha dado por terminado el incidente hispano – británico.


BERLIN ACEPTA LA PROPUESTA DE FRANCIA
Berlín. – El Gobierno del Reich ha comunicado al Gobierno francés que acepta la proposición de embargo de armas destinadas a España.

La medida ha sido puesta en vigor inmediatamente.


LOS INFORMADORES FACCIOSOS HAN FUSILADO TAMBIEN A BENAVENTE
Marsella. – El director de “Informaciones”, Serna, que se fugó a Francia poco después de estallar el movimiento dá unas noticias espeluznantes de la situación en Madrid que no puede creer nadie más que algún ingenuo que desconozca en absoluto la situación de España.

Este, como otros de los que están haciendo la guerra a España desde el extranjero, se dedica a difundir noticias tendenciosas y una de las que ha dado últimamente en Marsella, donde se encuentra, es la de que entre los fusilados en Madrid figura el autor don Jacinto Benavente, haciendo resaltar que se trata de una figura de fama mundial, premio Nobel.


Lea y propague
“Frente Popular”


DESDE LOYOLA
Los milicianos de Euzko Indarra

¡Aurrera beti!

Euzko Indarra no tiene miedo,
no tiene miedo, no tiene miedo;
Euzko Indarra no tiene miedo,
no tiene miedo al invasor.

Este es el estribillo guerrero de los milicianos que desfilan por el cuartel general de Acción Nacionalista Vasca.

Hemos dicho que desfilan, porque francamente el movimiento de tropa es incesante; unos que marchan al frente de Irún-Oyarzun; otros sobre Tolosa-Villabona; otros que proceden de Donostia, que, añadido a los servicios de requisa y exploración que se realizan, se dará cuenta el lector que está bien el adjetivo.

Todos, todos entonan con el corazón henchido de entusiasmo, el citado estribillo, con música vibrante y plena de optimismo.

A esto tenemos que añadir la brillante organización que ofrecen los dirigentes del Partido y tendremos como consecuencia que hoy día en Loyola (corazón de Guipúzcoa) se concentran milicianos que de día en día están sometiendo a los insurgentes al grito de “¡No pasarán!”

* * *

Fe de ello y de manera elocuente demuestran los hechos que se están registrando.

Por una parte, la labor combativa simultaneada con la policíaca, está dando resultados tan halagüeños, que son toda una promesa del final victorioso que se aproxima.

* * *

De que existía una vasta y profunda organización requeté-fascista en Guipúzcoa, dice con toda elocuencia el estandarte de una compañía de requeté hallada días pasados en el local de este cuartel y otra posterior en Azcoitia.

El pasado sábado, por elementos mendigoitzales y de Euzko Indarra, se hizo un registro que tuvo por consecuencia la detención de cerca de un centenar de comprometidos, por figurar sus nombres como pertenecientes a una compañía de facciosos.

Los emboscados, como es natural, han sido recluídos en un local destinado para ello y poco a poco va aumentando el número.

¡Ojo avizor y adelante!

* * *

Ayer se verificó el relevo de las fuerzas que manda el teniente Laniella, a quien acompañaban los Galarzas, Sansineneas, Aguirre, Loinaz, Buffi, Landa, Azurmendi, Claudio, hermanos Jimeno, etcétera.. Todos ellos rebosando salud, y, por tanto, pletóricos de facultades.

Han sido sustituídos por las fuerzas que mandan Martín Toledo y camaradas de lucha. Figuran los Sasiain, Fradua, Marcelino Rivas, Fodel, Amundarain, etc. Todos acuden animosos y con fervientes deseos de colaborar con éxito.

Kin gogor eta zinzo.

* * *

Los servicios cuarteleros están distribuídos como sigue:

Limpieza y almacén: Elósegui y Bermeo.
Electricista: Alberdi.
Barbería: Cleto y Saéz.
Cocina: Aizpúrua y Bicondoa.
Otras seccioens: Taberna, Aramberri, Carreras, Echániz, Pastor, Gorraiz, Escribano, etc.

Todos los servicios se emplean con estricta justeza y cuantos camaradas visitan el cuartel salen maravilaldos del funcionamiento de los mismos.

Será quizás inmodestia, pero ¡qué caramba!, la verdad no se puede ocultar.

* * *

Todos los milicianos se encuentran bien, y Cleto nos dice que él no creía que la guerra era así: “comer bien, hacer excursiones, darle gusto al dedo y tomar el pelo a los acuartelados”.

Este buen Cleto está visto que es todo un genio; además se ha pelado su cabeza al cero y está como para una exposición. Ahora está empeñado en acudir al frente y todos los días se entrena dando una sección de corneta.

No sabemos en qué terminará.

* * *

Dentro de unos días tendremos acontecimientos y de ello pondremos al corriente al lector.


El masón Cabanellas y la Pilarica

El diario del acaudalado Monpeón, al servicio del fascismo, “Heraldo de Aragón”, ha publicado, bajo grandes titulares, donde se lee “El general Cabanellas pide protección a la Virgen del Pilar”, la noticia siguiente:

“Ayer, a las diez y media, se personó en el sagrado templo del Pilar el presidente de la Junta de Defensa Nacional, que, acompañado del canónigo don Rosendo Cortés y de un jefe de Estado Mayor, llegó hasta el camarín de la Virgen. El general hizo breve oración en el prebisterio y ascendió a las gradillas para adorar y besar el manto de la Virgen.”

* * *

¿Cuántos trabajadores, cuántos hombres de izquierda, mandaría asesinar ese mismo día el catolicismo traidor?



2006 Departamento de Cultura, Juventud y Deporte - Diputación Foral de Gipuzkoa
Logotipo Gipuzkoa.net. Pulsar para ir a la página de Gipuzkoa.net